2012-12-05 17:12 FC Barcelona Por: Administrador

¿Inventó Mourinho el Real Madrid?



Tres años después de aterrizar en el Bernabéu, Jose Mourinho aún no sabe dónde está. Alguien debería explicarle que antes de que él llegara al club otros entrenadores le dieron gloria, prestigio, señorío y buena imagen a la entidad. Y títulos, muchos títulos. Por ejemplo, nueve Copas de Europa.  Parece que nadie le ha explicado este pequeño detalle al cínico técnico portugués, porque ayer, en la rueda de prensa pospartido, se atrevió a decir lo siguiente: "Cuando llegué aquí el Real Madrid no era cabeza de serie y no pasaba de octavos de final. En tres temporadas nos clasificamos a octavos siempre antes del último partido del grupo. En 18 partidos hemos perdido uno. El año pasado batimos el récord de puntos y en esta hemos hecho once en el grupo de la muerte".

Mourinho limita la historia del Real Madrid a los años previos a su llegada, que es la única etapa que a él le interesa para hacerse valer. Sólo así, comparándose con sus antecesores inmediatos puede salir ganador en la comparación. Porque si se remonta más atrás sabe que su trabajo quedará a años luz del realizado por otros grandes entrenadores. Da la sensación de que, para él, el Real Madrid prácticamente ni existía hasta que él llegó. Y si hay que utilizar las mentiras, se utilizan. El ejemplo claro, lo del "grupo de la muerte". El grupo del Madrid ha sido de los más flojos del torneo. Dos equipos superiores y dos equipos infinitamente inferiores. Y entre los dos superiores, uno, el Borussia Dotmund, muy superior también al segundo, el Real Madrid. El verdadero grupo de la muerte es el que esta noche decide su suerte con Juventus, Chelsea y Schaktar. Los tres pueden ser primeros de grupo y los tres pueden quedar apeados de la competición.



A lo mejor después del sorteo de octavos Mourinho nos quiere convencer de que el rival que le toque al Barcelona, sea quien sea, es inferior al Apoel de Nicosia, el que la UEFA le reservó al Real Madrid el pasado año. Mourinho es capaz de eso y de mucho más... mientras le sigan consintiendo en la capital expresar barbaridades, alguna de las cuales ofende incluso a la propia historia del Real Madrid. A eso se le llama mandar.


Deja tu Comentario