2017-03-24 08:03 FC Barcelona Por: Administrador

Investigan a Bartomeu y Freixa por presunta estafa



El Barça no gana para disgustos. Los problemas que han vinculado a sus jugadores o al mismo club con la justicia en los últimos años han hecho mucho daño al club a nivel institucional. Líos como el 'Caso Neymar', los problemas con Hacienda de Messi, Mascherano y compañía y otros asuntos han debilitado a la plana mayor del club, hasta el punto de que forzaron la dimisión del ex presidente, Sandro Rosell. A todos estos temas hay que sumarles ahora otro, que ponen al presidente Bartomeu y al ex miembro de la Junta Directiva Toni Freixa en el punto de mira. El motivo por el que ambos están siendo investigados es nada menos que la construcción fallida de un columbario cercano al Camp Nou. La idea fue propuesta por el empresario Santi Bach, que convenció al entonces portavoz Toni Freixa de integrarlo dentro del Espacio Memorial del club, que constaría de unas 30.000 urnas a cargo de la filial Espai Memorial Barcelonista, encargada de las acciones pertinentes. Los problemas empezaron, al parecer, cuando Bach convenció a varios clientes de una empresa de su propiedad (Giem Sports) así como otros inversores de aportar fondos y comprar paquetes de columbarios para ser vendidos a posteriori. Por su parte, Freixa se llevó 200.000 euros, que una ex directiva de la empresa de Bach apuntó que fueron como comisión para conseguir el contrato, mientras el mismo ex portavoz apunta que los recibió como asesoramiento jurídico.

Bartomeu y Freixa, señalados tras la estafa

Las cosas se torcieron cuando en 2014, dos años después de que se plantara la semilla, dicha empresa quebró. A pesar de que el contrato se fue renovando, el proyecto no fue a más, por lo que Bach fue llevado a tribunales por haberse embolsado supuestamente cerca de un millón de euros. Después de que no compareciera en ambas peticiones, las miradas han pasado al club culé. Ahora es Bartomeu -quien firmó el contrato- quien se enfrenta a las acusaciones de estafa por haber mantenido con vida el proyecto, además de Toni Freixa. Los inversores defienden, entre otras cosas, que los terrenos ya habían sido decretados por el propio Ayuntamiento de la ciudad como no compatibles por el uso funerario. Por su parte, el club blaugrana apunta que ha sido la víctima de un uso indebido de su marca. 

Deja tu Comentario