2013-11-13 17:11 FC Barcelona Por: Administrador

Isco, el fenómeno Kleenex: usar y tirar



Joan Tubau

Hace apenas un mes Florentino Pérez y el madridismo sacaban pecho por el fichaje de Isco, un fenómeno español que costó 30 millones y que iba a hacer olvidar a Özil y además dejaría pequeño a Iniesta. Pero llegó Gareth Bale, el de los 101 millones, y ha acabado con las ilusiones del chaval, barcelonista de vocación y madridista por obligación.



En apenas un mes ese futbolista que iba a causar admiración sólo sirve para chupar banquillo. De hecho su llegada al Real Madrid obedece a un intento de españolización de una plantilla cada vez más alejada de las simpatías de la población patria. Isco, que se presentaba como un fijo para Del Bosque en el Mundial de Brasil, tampoco va convocado para La Roja, a pesar de que las numerosas ausencias le han llevado a llamar para esta semana a jugadores como Bartra, que tampoco es titular en el Barcelona. La situación de Isco es extensible a la cantera blanca. Ni Carvajal, ni Nacho, ni Morata ni Jesé cuentan para nada en una alineación titular en la que a duras penas figuran tres españoles. Queda claro que el Real Madrid ha dejado de ser el equipo de España. De hecho, vive a remolque de lo que hace un portugués.



Deja tu Comentario