2013-07-22 10:07 Real Madrid Por: Administrador

Isco está llamado a ser el buque insignia de este equipo



Carlo Ancelotti juntó de inicio a tres jugones y la prueba salió bien. Isco, Özil y Modric fueron las patas del trípode que finalizaba en Cristiano Ronaldo. Evidentemente, el Bournemouth no es rival para medir la fuerza de este nuevo Real Madrid y aún queda mucha pretemporada, pero la primera apuesta de Carletto fue el 'jogo bonito'.

Isco se movió por delante de Luka y Sami con libertad, asociándose con el alemán Özil y buscando continuamente al killer portugués. Con la cabeza arriba, buscando al compañero mejor colocado para hacer daño en la defensa rival, el flamente fichaje del Real Madrid fue el faro del equipo en la primera parte.



Los segundos cuarenta y cinco minutos fueron para Illarramendi y Casemiro. El vasco estuvo correcto; control y pase al primer o segundo toque, sin complicaciones. El segundo, menos conocido por la afición, sorprendió gratamente y hasta logró un gol.

De los nuevos también destacó Carvajal. El lateral subió la banda derecha con cabeza y hasta la línea como ya hiciera en sus tiempos del Castilla y que tan grato recuerdo dejó en el Alfredo di Stéfano. Nacho jugó de central, su sitio, sin mayores problemas. Denis debutó en el lateral izquierdo y también jugaron los futbolistas del Castilla Casado, Mateos y Quini.


Deja tu Comentario