2011-12-04 13:12 Real Madrid Por: Administrador

Iturralde se comportó como estaba previsto



Al final, todo fue positivo en Gijón para el Real Madrid pese a la importante baja de Xabi Alonso. El duelo de El Molinón solo registra una víctima en las filas blancas, el ayudante de Mourinho, Rui Faría, que fue expulsado del banquillo por el inefable Iturralde. Poco fue para lo que pudo ser.

Sorprende que Iturralde expulsara a Rui Faría, que en ningún momento profirió ningún insulto. Se limitó a gesticular, como hicieron todos los miembros del banquillo blanco y sportinguista por su calamitoso arbitraje. Pero Iturralde es cobarde y no se atrevió a expulsar a Mourinho, que se quejó con la misma vehemencia que su ayudante. Luego a lo largo del partido, los jugadores de uno  otro equipo protestaron airadamente sus decisiones -calamitosas-, pero tampoco se atrevió a enseñarles la roja, como antes había hecho con extrema ligereza con el auxiliar de Mourinho.



De Iturralde González puede esperarse cualquier cosa, y a nadie extrañó su pésima actuación en El Molinón. El lado positivo es que su parcial arbitraje no implicará ninguna baja en la plantilla del Real Madrid para el clásico, aunque Rui Faría, con toda seguridad no podrá sentarse en el banquillo el próximo sábado.

 

 




Deja tu Comentario