2016-03-01 18:03 Real Madrid Por: Administrador

James da pena en el campo, pero presume de cochazo



James Rodríguez está en boca de todos los madridistas por su lamentable estado de forma, pero no parece muy preocupado por la situación que está viviendo en el Real Madrid. El colombiano, quizás para aliviar las penas porque no consigue ser el mismo de la temporada pasada, ha queridos darse un capricho y se ha comprado un auténtico cochazo de lujo con el que ha presumido esta semana a su llegada a Valdebebas. Ayer se le pudo ver ya conduciendo su nuevo Mercedes Benz Clase G, que curiosamente se trata del mismo modelo que tiene Gareth Bale. Un todoterreno, el más caro de la marca alemana, con todos los accesorios y equipamiento, y que solo se diferencia del de Bale porque este es blanco. James puede hacer lo que se le antoje en su vida privada, pero parece que no tiene la cabeza en el equipo últimamente. Su rendimiento es lamentable en el campo. Las lesiones y el calvario que pasó con Benítez le han pasado factura, eso seguro, pero no se implica lo que un jugador de talla mundial debería en cada entrenamiento o en cada partido. Porque para poder mejorar hay que querer y vaciarse en el campo, algo que por ahora no está haciendo. Si está mal se le perdona, pero si no suda la camiseta se le critica. Gestos como salir de marcha por las noches tras una derrota dolorosa ante el Atlético o comprarse nuevos y exóticos coches demuestran el pasotismo de James, que le están quitando la confianza de Zidane y que le han puesto en la lista de transferibles para verano.

El nuevo cochazo de James:


Deja tu Comentario