2014-07-27 10:07 FC Barcelona Por: Administrador

James Rodríguez: El Madrid compra un bluff a precio de crack



Joan Tubau

El madridismo presume de camisetas vendidas. Florentino Pérez ha pagado por James Rodríguez el capricho de cada año, con la salvedad de que esta vez le han vuelto a dar gato por liebre. Como le sucedió con Kaká, que el día de su presentación parecía el enviado de Dios para ganar La Décima.



James Rodríguez jugó la pasada temporada 55 partidos con el Mónaco y su selección, marcando 15 goles (9 en liga) y dando 14 asistencias. Un gol cada 3,6 partidos. Una asistencia cada 4 partidos. Poco es para lo que nos han vendido como un megacrack que ni siquiera estaba en el mercado hasta que encadenó cinco partidos a un nivel notable en el Mundial. Ni siquiera era la gran estrella del Mónaco, en donde fue el pasado año el tercer hombre más utilizado y ocupando también la tercera posición en el ranking de asistencias en una liga, como la francesa, que no tiene la dureza de la española. Y de títulos, pocos. Todos con el Oporto, cuando no era más que una promesa: tres ligas, una Copa y una Europa League en seis años de profesionalismo. Con la selección absoluta de Colombia ha disputado 27 partidos y ha marcado 11 goles. Poco es para quien ha "engañado" a Florentino Pérez con sus golazos en el Mundial.

No se trata de opiniones sino de fríos registros estadísticos. Nada hace pensar que con James Rodríguez estemos ante un crack. Hasta ahora nunca lo ha demostrado... salvo en la afortunada racha que disfrutó durante el Mundial. James recuerda a Rustu Recber, el portero turvco que fichó el Barça por ocho buenas actuaciones en el Mundial de 2002, pero por cuatro millones de euros,  y que luego pasó sin pena ni gloria por el club. Como Kaká, otro iluminado, en el Real Madriid.

La parte positiva para el Barça del fichaje de James Rodríguez por el Real Madrid es que su presencia entorpecerá la progresión de Isco y, casi con toda seguridad, echará del equipo a Di María, un jugador que lleva años demostrando que es un crack de verdad. Desde el punto de vista de los rivales, el cambio de Di María por James debilita al Real Madrid.




 

 

 



Deja tu Comentario