2015-01-27 07:01 FC Barcelona Por: Administrador

Joan Oliver: "No iré con Laporta a las elecciones"



RECUERDOS DEL BARÇA

La extraordinaria satisfacción de formar parte de los mejores años de la historia del club. Tengo una reproducción pequeña de las seis copas, que tenemos muy pocas personas. Cuando las miro, aún ahora siento esa satisfacción.



CON LAPORTA DESDE LA DISTANCIA

Yo vivo muy bien ahora. No tengo interés ni ganas de cambiar. Si Laporta se presenta, le voy a apoyar en todo lo que pueda porque le estaré siempre agradecido, pero no tengo ganas de complicarme la vida.

MOTIVOS PARA VOTAR A LAPORTA



Se puede decir que tuvo la suerte de ser el presidente del mejor Barça de la historia, que es lo que le dicen mal. Y que para mí es sinónimo que es el mejor de la historia, que es lo que pienso yo. Puedes hacer las cosas muy bien hechas y no tener tantos éxitos porque, por ejemplo, no tienes esa generación de jugadores. Jan es un tío que lo ha hecho globalmente muy bien. Actuó mejor que cualquier otro presidente y logró los mejores resultados. Veremos qué nos depara el futuro.

LA ESTRUCTURA DEL BARÇA

El Barça y todos los clubs de esta dimensión tienen un problema. Son unos monstruos con una cabeza muy grande, que es la marca Barça o Manchester o Madrid, y un cuerpo muy pequeño. Estas marcas están al lado de Coca Cola, Apple o McDonald’s, cuyos presupuestos son de centenares de miles de millones de dólares mientras que los clubs de fútbol tienen presupuestos de centenares de millones de dólares, mil veces más pequeños. Son estructuras muy esquifidas en comparación al peso de la marca. Esto es un condicionante muy bestia. Microsoft tiene estructuras en todos los países del mundo, el Barça tiene una (Hong Kong) y pequeña. Hay un problema estructural.

EL PROBLEMA DE LAS ELECCIONES

El nivel de profesionalidad estaba bien. Era bueno. El Barça tiene otro gran problema: las rotaciones fruto de las elecciones. Aún estamos hablando del proyecto de Núñez de un nuevo estadio. José Angel Sánchez, director general del Madrid, me decía: “Nos dáis una ventaja de cojones. Cuando conocéis el club por dentro y por fuera os vais”. En un mundo ideal, un cambio de junta debería conllevar un cambio de dos personas: El secretario técnico y el director general. Nadie más. La estructura debería ser la misma. Cuando yo fuí director general no fiché a nadie de confianza. Trabajé con la gente que había. Debe ser así en todos sitios.

EL MAL DE CATAR

Fatal desde el inicio. Lo expliqué al juez porque me lo preguntó y puedo decirlo ahora. En alguna de las reuniones de traspaso que hicimos con Rosell y su equipo, les explicamos los proyectos de sponsorización que teníamos. Algunas negociaciones estaban muy avanzadas. Se quedaron pálidos. La pregunta obsesiva era: “¿Está cerrado?, ¿Está cerrado?, ¿Está cerrado?” Qatar es de antes de llegar al club. Me asusté antes de que tomaran posesión.

Es fatal perder una señal de identidad (Unicef) cuando había alternativas financieras que permitían mantener el actual número de ingresos que da Qatar. El Barça pierde y las personas que promovieron esta idea han tenido mala suerte porque Qatar no ha tenido un recorrido brillante en el mundo árabe y el papel del islamismo en la defensa de la libertad de expresión.

UNICEF

Era clave en la definición de lo que es el Barça. A inicios de 2004 empezamos a pensar cómo explicar al mundo que el Barça era más que un club. Yo estaba fuera pero les ayudaba en ello. No teníamos ni la más remota idea de cómo hacerlo. El rollo de Franco, las libertades y todo eso no funcionaba. Intentábamos ponerlo sexy pero era un rollo. Después de esos años, y darle mil vueltas, habíamos encontrado una manera de explicarlo a través de Unicef sin decir nada. La camiseta lo decía todo. Y con Qatar perdimos la capacidad de explicar al mundo que tú eres diferente. Me siento como si un tailandés compra el Barça. Con la sensación de que ya no somos lo que éramos..


Deja tu Comentario