2013-06-17 12:06 FC Barcelona Por: Administrador

Johan Cruyff, en campaña contra Neymar



Joan Tubau

El discurso de Johan Cruyff empieza a resultar cansino. Da la sensación de que el fichaje de Neymar le produce pánico ante la posibilidad de que salga bien. Por eso intenta desacreditarlo cada vez que le ponen un micrófono delante. A Neymar no le ha fichado él ni sus amigos y parece tener mucho interés en profetizar su fracaso. En su última aparición pública ha dicho: "Si se adapta o no hay que verlo. Todo el mundo habla y escribe de ello pero los que saben piden que se le dé tiempo. Lo que hay que hacer es no meterle más presión y dejarle hacer lo suyo. La gente espera que ganen antes de empezar". Y sobre su profecía de que Neymar y Messi pueden tener problemas porque dos jefes en un vestuario no augura nada bueno, ha matizado: "No es solo una relación personal. Es Nike y Adidas. Si piensas un poco más lejos, ves los problemas que pueden venir, pero espero que no. Aunque después están los contratos...".



Antes era porque los dos son jefes y no pueden compartir vestuario. Ahora es Adidas y Nike. Mañana Dios dirá. Y si la cosa no sale bien, él ya lo avisó. Y si sale bien, nadie se acordará.

Sobre los problemas de Messi con el fisco ha dicho: "¿Tú crees que Messi sabe el  2% sobre el fisco? Sabe como yo, el cero %. Es como si hay que cambiar una bombilla, coges un electricista. Messi, como yo, no tiene ni puñetera idea y paga una fortuna para que le asesoren. Al final el responsable eres tú, pero sobre el papel porque no tenemos ni puñetera idea. El culpable no es Messi, es la gente que lo hace, que para eso él les paga".

Cruyff  ha explicado sus diferencias con Rosell: "Tuve un pique con Rosell porque habló de mí cuando era precandidato y si te vas a presentar a presidente no puedes hablar de una institución en el Barcelona como soy yo". Lo que no dice es que ya en su época de vicepresidente deportivo con Laporta, a Cruyff le estorbaba la presencia de Rosell, porque no le permitía hacer y deshacer a su antojo en la parcela técnica.



Sobre la decisión de su amigo Laporta de anunciar que está preparado para presentarse a las elecciones, ha dicho: "Es su decisión y si él ha hecho un club grande, grandísimo, entonces hay que valorar cómo estaba el Barça cuando llegó y cómo estaba cuando se fue; y es una valoración sencilla. A veces buscan cosas, pero todo el mundo que trabaja tiene fallos sean presidentes, entrenadores o jugadores". Tampoco dice nada del estado ruinoso en el que Laporta dejó el club ni de las irregularidades contables que han salido a la luz, ni del asunto de los espionajes, ni...


Deja tu Comentario