2013-12-27 21:12 FC Barcelona Por: Administrador

Jonathan Soriano podría ser el 'Larsson' que busca Tata Martino



Jordi Calls

Fue en el Barça B dónde volvió a sentirse futbolista después de una serie de cesiones a Almería, Poli Ejido y Albacete, siendo jugador de l’Espanyol. Con el conjunto barcelonés no pudo triunfar y con 24 años se fue al filial del otro equipo de la ciudad, el filial azulgrana de Luis Enrique. Muchos asiduos al Miniestadi aún recuerdan el del Pont de Vilomara mandando balones al fondo de la red, uno tras otro, siendo uno de los pilares del mejor Barça B de todos los tiempos. Sus goles fueron fundamentales para lograr primero, un ascenso a la categoría de plata y después una meritoria tercera posición en la vuelta del Barça B a Segunda A, la temporada 2010-2011.



La pareja que formaba con Nolito, fue una de las más fructíferas que se han visto en el campo anexo al Camp Nou, con un extremo andaluz mandando balones perfectos para que Soriano acabase la faena. Esa temporada acabaría siendo el pichichi de la Liga Adelante con 32 goles. Una lesión lo apartó de los terrenos de juego y cuando reapareció volvió a marcar, pero serían los últimos que marcaría de azulgrana antes de fichar por el Redbull Salzburg. Con el filial azulgrana acabó marcando 37 goles en 48 partidos, pero también exportaría su sello de oportunista y goleador a Austria. Con el conjunto austríaco, en el que llegó en 2012, ya lleva 55 goles en 67 partidos. Sus registros anotadores de los últimos cuatro años, 114 goles en 152 partidos, avalarían una posible vuelta del delantero catalán al FC Barcelona. Esta vez al primer equipo, convirtiéndose en ese revulsivo, a veces necesario, para desatascar partidos trabados ya avanzada la segunda mitad. 


Deja tu Comentario