2016-10-20 17:10 Plantilla Por: Administrador

Jordi Alba no da para jugar con el Barça y con España



Jordi Alba no duró ni diez minutos sobre el césped del Camp Nou. El lateral se tiró al suelo y las alarmas se encendieron en el banquillo del Barça. Había recaído de su lesión, esa que no le deja en paz y que siempre se produce en el bíceps femoral. La misma elongación que sufrió defendiendo la camiseta de España ante Italia. Los dolores en esa zona muscular son recurrentes para Alba. Desde que juega en el equipo azulgrana, acumula ya seis lesiones en el mismo sitio, y gran parte del cuerpo técnico del club no oculta su preocupación sobre el físico del zurdo. Temen que se repita el mismo caso de otros jugadores top que bajaron considerablemente su nivel por el fantasma de las lesiones. La fragilidad muscular de Alba pone el grito en el cielo en el Barça, y Luis Enrique se hace a la idea que tendrá que prescindir de sus servicios durante muchos encuentros esta temporada. El asturiano ya estaba avisado de campañas anteriores y tomó una decisión importante en verano. Largó a otro jugador de cristal como Adriano y apostó por traer a un joven lateral como Digne para afrontar los largos tramos que Jordi Alba pasa en la enfermería.

Jordi Alba debe parar si quiere rendir al 100%

Alba es un jugador que por su fragilidad no da para jugar cada tres días, y mucho menos para ser exigido por la selección española. Necesita descanso, y justo cuando podría disponer de él siempre debe ir convocado por España en verano, forzando más de la cuenta. Necesita acabar con la saturación de partidos para acabar con esa musculatura de cristal. Y la solución que ve el Barça es que renuncie por un tiempo a la selección española. Algo difícil de que se produzca, porque lo quiere jugar todo. Por lo tanto, el gran damnificado además del jugador, será el club que le paga, pues tendrá en el dique seco a su lateral titular durante muchos momentos.




Deja tu Comentario