2012-09-19 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

Jordi Alba pasó el fin de semana ingresado en un hospital



Jordi Alba jugó ante Georgia aquejado de amigdalitis y con unas décimas de fiebre. Aún así Del Bosque no se cortó para hacerle jugar los 90 minutos. El seleccionador sacó del lateral blaugrana el rendimiento que perseguía y ahora es el club que le paga quien sufre las consecuencias y quien se ve obligado a renunciar a sus servicios porque su estado de salud no le permite jugar. Su viaje de vuelta fue todo un poema, abrigado hasta las orejas y visiblemente destemplado.
 
Lógicamente, Jordi Alba no pudo jugar ante el Getafe y tampoco lo hará ho frente al Spartak de Moscú, partido para el que no ha sido convocado. Según descubre Sport, los médicos no encontraron la manera de bajarle la fiebre y decidieron ingresarle durante el fin de semana para tenerle en observación con un tratamiento intensivo que le bajara la fiebre. Los médicos lograron su objetivo, Alba pudo regresar a su casa y el martes ya se entrenó, aunque a un ritmo inferior al de sus compañeros porque la enfermedad le había debilitado más de lo debido.
 
Tito Vilanova espera poder contar con él ante el Granada. De momento, la broma del virus FIFA le ha significado al Barça dos partidos sin Alba.

Deja tu Comentario