2012-07-06 15:07 Real Madrid Por: Administrador

Jordi Alba, último ejemplo del desprecio culé por la selección



El Director Deportivo del equipo, Zubizarreta, está haciendo todo lo posible por evitar que uno de los recientes ganadores de la Eurocopa, Jordi Alba, que fue presentado ayer como nuevo jugador culé, se marche con la sub 21 a Londres.

Algo que reforzaría aún más la candidatura del equipo dirigido por Luis Milla para conseguir una medalla olímpica. Pero esto no le importa a la dirección del equipo culé, que sin embargo, se jacta cada vez que puede de los triunfos de España como si fueran suyos.



Sobran los ejemplos de desplantes del club catalán con la Federación española de Fútbol. Y es que cada vez que al equipo blaugrana no le viene bien prestar a alguno de sus jugadores, hace todo lo posible por que éstos no vayan con la selección sin importarle el prejuicio que ello conlleva para la misma. Sonada fue la espantada que protagonizaron Puyol y Xavi en un amistoso veraniego ante Islanda en 2006, alegando que no estaban del todo recuperados de unas supuestas lesiones que, sin embargo, no les impidieron disputar la Supercopa con el Barça pocos días después, el verdadero motivo de su negativa a acudir con la selección.

El propio Xavi ya se escudó en una dudosa lesión para no participar en el amistoso que España perdió el pasado verano en Bari ante Italia por 2-1. Ahora, el Barcelona intenta por todos los medios impedir que Jordi Alba, que sí quiere estar en los Juegos, cumpla su sueño de ser olímpico, ya que, como dice el propio Zubizarreta, "hay que mirar por los intereses del club".

Situaciones que hay que encajar después de años de declaraciones en las que se atribuía al Barcelona el éxito de la selección absoluta desde la consecución de la Eurocopa en 2008. Una Eurocopa en la que, por cierto, sólo había tres futbolistas del Barça entre los 23 campeones.



Luis Milla cuenta con el jugador, pero el Barcelona no ha dicho la última palabra e intentará que éste se quede. Ya se queda en la ciudad Condal Tiago por lesión, a pesar de que en el cuerpo médico de la Federación se creía que podía llegar a tiempo, pero ha pesado más, cómo no, la opinión del Barça.

Si por el club azulgrana fuera, ninguno de los jugadores culés convocados por Milla iría a Londres. Una doble moral que supone un nuevo ejemplo de la hipocresía que domina el discurso de la entidad. 

 

 


Deja tu Comentario