2015-09-28 23:09 FC Barcelona Por: Administrador

Josep Pedrerol, brazo armado del independentismo catalán



Joan Tubau

Josep Pedrerol es especialista en generar mal rollo entre los que no opinan como él. Si ha conseguido que a nivel futbolístico el barcelonismo aborrezca sus programas por el toque casposo, sectario y teledirigdo que transmiten, en las recientes elecciones al Parlament de Cataluña Pedrerol también ha querido meter baza de forma partidista, de la única manera que él entiende el periodismo. Y machacando la opción que a él, por razones obvias, no le interesaba, ha conseguido el efecto contrario del perseguido, generando más adeptos al independentismo con su peculiar manera de manipular la realidad.



Hoy no ha sido una excepción en el programa Jugones. Ha salido a flote el Pedrerol más revanchista, el Pedrerol que esperaba agazapado un resultado para restregárselo por la cara a Pep Guardiola. Hoy en Jugones, un programa deportivo, la noticia no era que el Real Madrid ha perdido el liderato en la Liga haciendo el ridículo y vuelve a estar por detrás del Barça. Eso no se lo dejan decir y no lo dice. La noticia, la primera noticia con la que ha abierto el programa era que "Guardiola se queda sin su mayoría". Así de feliz y eufórico estaba en su programa de deportes Josep Pedrerol, el brazo armado del independentismo catalán en la parcela deportiva. Nunca le podrán agradecer lo suficiente los partidos independentistas por lo mucho que ha contribuido a su causa desde Madrid cargando de razones a los que dudaban y han acabado convencidos después de ver cómo las gastan algunos en la capital. Y es que Pedrerol ha sido y es una máquina de generar simpatías hacia la corriente que invita a cortar con muchos de los discursos que llegan desde Madrid. Por ejemplo el suyo.

Pedrerol estaba hoy euforico porque lo que Guardiola perseguía ha rozado el 50%, pero no lo ha superado. "Las urnas no le han respaldado como esperaba", explicaban alborozados en su programa. Con qué poco se conforman algunos para ser felices. A falta de liderato del Madrid, bueno es que Guardiola no tenga mayoría absoluta. Y después de Pep, más tralla contra el Barça. Las declaraciones de un tal Petit, que pasó por el Camp Nou sin pena ni gloria y se muestra despechado. A estos tipos hay que darles cancha siempre. Especialmente cuando no toca hablar del Real Madrid. Y han recuperado una entrevista del año 2.000 para dejar constancia que en el Barça existe racismo político. Porque lo dice un tal Petit, aunque muy grande de cerebro no sea.

Los programas de Pedrerol son así. Leña al Barça, leña a Messi y leña al madridismo al que conviene atizar porque así lo marca el guión. Hoy ha habido para Fernando Alonso, casualmente el novio de una chica que fue compañera de Pedrerol en la presentación de Jugones y con el que no llegó a congeniar. ¡A por él! ¡Por no saber elegir! Y leña a Lopetegui por comportarse como un borde con los periodistas en una rueda de prensa. Con peores modales vimos en el pasado comportarse a Mourinho en una sala de prensa. Pero Mourinho era el dedo que señalaba a Pedrerol el camino a seguir. Un tipo ejemplar. Lopetegui no. Lopetegui no puede molestarse con las preguntas de los periodistas porque la exclusiva de eso, de la mala educación y del dedo en el ojo, la tiene Mourinho en los programas de Josep Pedrerol. Y esperando a que dijeran algo del batacazo del Madrid ante el Málaga ha llegado la editorial en el que Pedrerol invitaba a Neymar a no esconderse detrás de Messi mientras recordaba que ha costado 170 millones (eso lo ha decidido él de común acuerdo con el ilustre Eduardo Inda, de su cuerda) y ha acabado con una afirmación que no deja de resultar graciosa: "Este Barça es uno de los mejores equipos de Europa". Es el campeón, pero para Pedrerol sólo uno de los mejores. La Champions League no le acredita como el mejor en este tipo de programas. Y es que para "mejor" ya está el Real Madrid. Como no pueden hablar del equipo de fútbol de Florentino, el mismo que encadena años en blanco como el que lava, había que darle espacio al de baloncesto y su "quintete". Claro que sí.



Y el independentismo catalán aplaudiendo. Dios dé mucha salud a Josep Pedrerol para que continúe indesmayable con su cruzada en favor de sus intereses. Va por buen camino. Cuanto más escupe al cielo más le cae en la cara. Es el efecto rebote.


Deja tu Comentario