2015-01-15 15:01 FC Barcelona Por: Administrador

Josep Pedrerol confiesa en directo su exagerada hipocresía



Joan Tubau

No hay peor defecto que acusar a los demás de los pecados propios. Un espectador ha enviado un tuit al programa Jugones preguntando por qué cuándo Mourinho se mostraba obsceno y maleducado en sus ruedas de prensa madridistas le llamaban "provocador" y en cambio a Simeone le llaman "entrenador" por decir que el Madrid ha bajado el precio de las entradas para el clásico de esta noche.



La respuesta de Josep Pedrerol ha sido contundente: "por la hipocresía de muchos". Y lo dice él, que se ha pasado el programa llamando provocador a Simeone por la nimiedad del precio de las entradas del Bernabéu. Y ha acabado tildándole de mentiroso ("sus insinuaciones son falsas") después de un completo trabajo de periodismo de investigación buscando argumentos para llamar "falso" al entrenador del Atlético, que hoy sí ha tenido cabida en su programa, pero sólo para utilizar de él referencias al Real Madrid.  Y ha seguido a lo suyo, a empujar a los suyos a la "quedada" sumándose así a la remontada porque en el partido de esta noche "hay cuentas pendientes por saldar del partido de ida".  En fin, que para este personaje, cualquier cosa que haga o diga Simeone tiene el mismo valor que meterle el dedo en el ojo a Tito Vilanova, retirar a su equipo del campo y despreciar al colega luego en la sala de prensa diciendo que no sabe quién es. Hipocresía.

Pero lo más divertido del programa Jugones, referido al tema de la hipocresía de los demás, ha llegado cuando han aparecido unas imágenes del partido Levante-Málaga. Pedrerol se ha entretenido en unas secuencias en las que se podía oír a un sector del público gritando "¡Puta Málaga!" y "¡Tebas subnormal!". Y le ha parecido muy mal. Estas cosas no deben hacerse. No las deben hacer los demás. Durante años y años y años el Bernabéu, que lo tiene ahí al lado, ha coreado siempre, siempre, siempre, el grito de "¡Puta Barça y puta Catalunya!" y "¡Messi, subnormal!". Y él sin enterarse. ¿Será que esas cosas, si son en el Bernabéu, sí deben hacerse?

Pura hipocresía. Queriendo faltar al prójimo -al prójimo que no le hacía la pelota a Mourinho, como él- ha caído en su propia trampa. La hipocresía. Muy mal los insultos contra el Málaga y Tebas en Valencia. Lástima que el mismo tema contra el Barça y Messi jamás fuera noticia en sus programas. Y eso sí que es hipocresía. Y de la peor. Hacerse el ofendido ahora y no antes delata su ventajismo. Pero siempre habrá alguien que se lo agradecerá. Seguro que sí. El espectador incondicional.




Deja tu Comentario