2014-09-25 15:09 FC Barcelona Por: Administrador

Josep Pedrerol inicia su campaña de calumnias contra Luis Suárez



Pedro Riaño

Josep Pedrerol lamentaba hoy en su programa "Jugones" los insultos contra Catalunya y el Barça salidos de la grada de La Rosaleda, que anoche repitió los cánticos que partido tras partido se escuchan en el Bernabéu, que parece que ha creado escuela de mala educación. Pedrerol lamentaba el ataque de crispación anticatalana de La Rosaleda, pero dando a entender que Piqué y compañía se lo han ganado a pulso. No se puede faltar el respeto a un negro, porque eso es racismo. Pero si se trata de un blanco, todo vale. Eso no es racismo y está permitido. La cuestión es que programas como "Jugones" o "El Chiringuito" se encargan de generar el caldo de cultivo necesario para que pasen cosas como las de La Rosaleda, en donde se escucharon a coro insultos y menosprecios muy graves que merecerían ser tenidos en cuenta por la Comisión Antiviolencia que vive en unas permanentes vacaciones de las que sólo volverá si hay algún motivo para sancionar al FC Barcelona por algo. De las aficiones, en los programas de Pedrerol, sólo hay queja cuando el ofendido es Cristiano Ronaldo. Porque eso sí que no. Y además no se lo merece.



Esta tarde "Jugones" ha dado a entender que Leo Messi le atizó un carazo a Welligton en toda su mano. Solo le ha faltado reclamar penalti a favor del Real Madrid por la jugada de la agresión del reincidiente jugador brasileño, que como es como Pepe, tiene licencia para... lo que haga falta. Y mucha atención a Neymar, que se fue enfadado. ¿qué esperaban? ¿que saliera bailando sevillanas al ser sustituido? ¿Alguna vez nos enseñarán la cara que pone Benzema cuando le cambian? Y a Messi, quien, afortunadamente, vuelve a estar acabado. Vómitos, lento, ausente. Fatal. Un desastre. Y Douglas. Nada que ver con Arbeloa. Este sí que es un paquete. ¿Quién es Douglas? Y le ha llegado finalmente el turno a Luis Suárez, de quien todavía no se habían ocupado. Se la tenían guardada. Hay prisa. Le dijo que no al Real Madrid y no se lo perdonan. ¡A por él!

Todavía falta un mes para su reaparición. Ha vivido dos meses como un apestado, escondiéndose de todos porque a lo mejor mordía a alguien. Ahora lleva unas semanas entrenando y ayer jugó un partidillo. Y en "Jugones", a pesar de marcar dos de los seis goles que anotó el Barça B ante Indonesia, le encuentran gordo y le ven como a un ex futbolista que sólo está para jugar partidos de solteros contra casados.. Palos y más palos. Palos gratuitos a un tipo que habrá que exigirle a partir del día que dispute su primer partido. Pero aquí, en el feudo de Pérez, ya han encontrado tema para hincar el diente y buscar sangre. Puro pánico. Cagómetro. Canguelo. Y se ceban con él antes de que empiece a marcar goles y cerrar bocas. Eso es puro miedo de quien no las tiene todas consigo y de quien sufre a cuatro puntos y encajando goles a puñados.

Y anoche, más en "El Chiringuito". La pregunta a la audiencia: ¿Está pasado de peso Luis Suárez? Y las respuestas de los disciplinados colaboradores: "tiene físico de ex jugador", "nunca le había visto así en el Liverpool",  "no creo que vaya a jugar el clásico"... Están en forma.



Liquidado el tema Piqué, ahora le toca a Luis Suárez. No ha jugado todavía, pero es igual. Está gordo. ¿Y cómo querían que estuviera? ¿Como Gareth Bale, cuando esperaba en Marbella en el mes de agosto su fichaje por el Real Madrid sin mover un músculo? Bueno, eso nunca ocurrió porque Pedrerol nunca lo explicó.

Florentino: ¡Otro jamón para Josep Pedrerol! Hoy se lo ha vuelto a ganar.


Deja tu Comentario