2016-06-18 17:06 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

Josep Pedrerol no descansa en su campaña contra Leo Messi



Fede Peris Josep Pedrerol es inagotable, inasequible al desaliento. Después del penoso inicio de Eurocopa de Cristiano Ronaldo con Portugal y de su feo gesto despectivo hacia sus rivales islandeses, corroborado con unas declaraciones impresentables que le dejan retratado como profesional del fútbol, Josep Pedrerol va a lo suyo. Nada puede distraerle del objetivo fundamental en su guión editorial: Leo Messi. Es como una enfermedad, como un complejo crónico imposible de curar. Messi tiene a Pedrerol acomplejado. En El Chiringuito mostró su preocupación por el caño que Leo Messi le hizo al portero de Bolivia en la Copa América. Y preguntaba a su audiencia si eso fue una falta de respeto. Es una obsesión enfermiza. Todo vale con tal de verter porquería contra el mejor futbolista de todos los tiempos. Sus caños duelen porque Cristiano Ronaldo no los sabe hacer y cuando los practica son una falta de respeto. Lo que no es una falta de respeto es humillar al rival, preguntarle por su nombre, decir que no juega a nada y que celebra sus goles como si hubiera ganado la Eurocopa. Josep Pedrerol queda retratado cuando pasa por alto todas las faltas de respeto de Cristiano Ronaldo hacia sus rivales. Pero se entiende que en el babeo está incluida una entrevista en exclusiva a final de temporada, algo por lo que no pasará Leo Messi. Con la que está cayendo sobre el pobre papel de Portugal en la Eurocopa y la presencia inadvertida de Cristiano Ronaldo en el torneo, suena a chiste que Josep Pedrerol se entretenga con un caño de Messi preguntándose si eso es una falta de respeto. Luego insistirán en que Messi no es nadie porque no ha ganado un Mundial. Y mientras tanto, Cristiano Ronaldo seguirá haciendo el ridículo conduciendo a Portugal al desastre, como siempre, y pedirán para él el Balón de Oro. Se quejarán de que Iniesta no ha ganado nunca el Balón de Oro, pero ellos seguirán erre que erre con Cristiano Ronaldo, el que no le falta el respeto a nadie con su prepotencia, chulería y soberbia. De todo eso no se enteran. Ni quieren enterarse.

Deja tu Comentario