2015-12-18 20:12 FC Barcelona Por: Administrador

Josep Pedrerol queda retratado con el "gordo" Suárez y el "gordo" James



tuit josep pedreroltuit josep pedrerolJosep Pedrerol ha quedado retratado mostrando las diferencias en su sensibilidad para tratar la cuestión de sobrepeso en función de quién sea el protagonista. Si se trata de un jugador del Real Madrid, es muy feo acusar a James de estar gordo. No hay derecho que alguien pueda dudar de la profesionalidad de uno de los niños mimados de Florentino Pérez que, por supuesto, no está gordo. Otra cosa es que Luis Suárez, antes de debutar con el Barça y después de cuatro meses de mazmorras, parezca sobrado de kilos. Entonces sí. ¡A por él! Decía Josep Pedrerol de Luis Suárez hace poco más de un año, cuando estaba a punto de jugar su primer partido con el Barcelona: "El Barça no puede dar esta imagen, los socios merecen un respeto". Claro que sí, esos socios a los que saca de quicio con sus informaciones partidistas y sectarias merecen un respeto. El respeto que él no muestra en sus informaciones tendenciosas. Pero el tiro le ha salido por la culata a Pedrerol. James Rodríguez, el "estilizado" crack del Real Madrid al que no le sobran kilos, porque así lo pone en el guión, ha cerrado 2015 en blanco. Cero títulos. En cambio Luis Suárez, el que da mala imagen, el que le debe un respeto a la afición, se ha hinchado a marcar goles durante 2015 y ha ganado ya cuatro títulos para su equipo a la espera de que caiga el quinto. Y esa afición, a la que según Pedrerol le han faltado al respeto, está encantada de tener a un gordo seboso en su equipo, sobre todo si es como Luis Suárez, que igual colabora con dos goles en el 0-4 del Bernabéu, que marca goles decisivos en las finales y ante equipos importantes -no como otros- y asume la responsabilidad cuando le toca, por ejemplo en Japón. ¡Qué perdido va Josep Pedrerol! Va tirando piedras y, aunque esconde la mano, no da una. No se entera de nada. Sólo tira a dar. Tenía tanta prisa por crucificar a quien se atrevió a decirle que no a Florentino Pérez que se precipitó. Esa afición que él cree ofendida firmaría ahora mismo tener a once gordos como Suárez en su equipo. Y bien gordos. Lo más parecidos posible al crack uruguayo. Todos igual de gordos e igual de profesionales que Luis Suárez, de esos que cuando marcan no dicen "yo, yo, yo y yo...¡Qué bueno soy!" Aunque lo sea. Eso ya lo saben los demás, no necesita decírselo a sí mismo.

Deja tu Comentario