2015-11-11 21:11 FC Barcelona Por: Administrador

Josep Pedrerol se relame con la sangre en Jugones



Pedro Riaño

Existe un vídeo, sí. ¿Y qué? ¿Alguien puede probar que Gerard Piqué y Dani Alves mienten cuando afirman que el estropicio del vestuario del Getafe no lo provocaron ellos? Existen imágenes, sí. ¿Pero en alguna aparece un jugador del Barcelona embadurnando las paredes con pintura roja? Si no existen pruebas concluyentes, ¿por qué se dicta sentencia en los juicios paralelos a los que tan aficionados son los programas madridistas de contenido antibarcelonista que se emiten desde la capital para toda España?



¿Por qué hay que tratar con delicadeza a Benzema mientras el juez no dicte sentencia? ¿Por qué sirve con Benzema la presunción de inocencia que no es válida para los jugadores del Barcelona? Penoso espectáculo el de los medios madrileños con esas imágenes. Y peor el de Josep Pedrerol, que además presume del esclusivón. A cualquier cosa le llaman exclusiva. Hasta a una cinta filtrada por la jefa de prensa del Getafe quién sabe con qué oscuros objetivos.

Dicen que las imágenes se grabaron un cuarto de hora después de que los jugadores del Barça abandonaran el local. Y que las fotos que publicó As son de dos dias después. ¿Qué objetivo tenía mantener esa guarrada durante dos días si al día siguiente del partido los medios antibarcelonistas aseguraron que la señora de la limpieza necesitó cuatro horas de trabajo en donde habitualmente debe invertir hora y media? ¿Si la empleada hizo su labor el lunes, cómo es que las fotos se hicieron el martes?

¿Y por qué hay diferencias entre lo que se ve en las fotos y lo que se ve en el vídeo? ¿Alguien se entretuvo en el estilismo de la situación para hacerlo más real? Tan fácil es acusar a los jugadores del Barcelona como acusar a los medios, que han convertido el hecho en un festival, de manipular el escenario a su antojo para conseguir el efecto más sensacionalista. Ni hay pruebas de una cosa ni de otra. Pero en Madrid, igual que condenan sin juicio a Messi, Neymar o Bartomeu, también han dictado sentencia. Lo de la presunción de inocencia no saben lo que es... a no ser que se trate de Benzema, un chaval muy majo.



"No hay dudas que valgan, han quedado retratados. No se puede insinuar que la pintura fue un montaje. Se les fue la mano e iniciaron la fiesta en el vestuario. ¡Venga pinturas y venga risas! Así fue la historia. El vídeo de El Chiringuito acaba con el montaje". Así se ha expresado Josep Pedrerol hoy en Jugones, relamiéndose con la sangre de las paredes del vestuario de Getafe.  Aquí han quedado muchos retratados. Y no me refiero a los jugadores del Barça.

¡Periodismo de investigación! Periodismo del bueno. Una buena capa de pintura siempre puede maquillar lo que de verdad interesa en la capital, las glorias de un Real Madrid que viene de un año en blanco y va camino de un año negro. Eso es lo que de verdad duele. Y si no se puede hablar bien del Madrid, siempre tienen a mano al Barça para ensuciarlo con pintura o con sangre. Todo muy vampiresco. De eso viven. De chuparle la sangre al Barça.


Deja tu Comentario