2014-10-20 17:10 FC Barcelona Por: Administrador

Josep Pedrerol se vuelve sensible y delicado con Neymar



Joan Tubau

Ahora toca defender a Neymar en los programas antibarcelonistas que dirige Josep Pedrerol en las televisiones de Madrid. Después de zurrarle de lo lindo por su osadía de dejar con un palmo de narices al ser superior rechazando su fichaje por el Real Madrid, ahora andan preocupados porque fue el gran "damnificado" del cambio que no aceptó Messi ante el Eibar. Un tema del que han hecho una cuestión de estado interesada. Y sufren por él. Porque es lo que toca ahora: venderle como la gran víctima del "tirano" Messi. 



Y Neymar está "preocupadísimo". Ya en la rueda de prensa que ha concedido esta mañana ha dejado claro que le importa un rábano lo que puedan decir desde Madrid, porque él no varía su discurso, que no es otro que asumir que Messi es el más grande y que a él le toca luchar por la medalla de plata. Eso es lo que ha dicho desde el día que llegó y lo mantiene, para desespero de los buitres de la información que salivan cada vez que la paz y armonía entre los dos mejores futbolistas del mundo puede peligrar. Pero, una vez más, se han quedado con las ganas. Neymar no entra al trapo ni les sigue el juego.

"La reacción de quitar a Neymar es fea", decía anoche Josep Pedrerol, el mismo que mira hacia otro lado cuando se producen situaciones "feas" en la Casa Blanca. ¿Se sabe algo, por cierto, del tema de las tarjetas negras y los directivos del Madrid? Ah, claro, eran directivos del Madrid. No toca. Si llegan a ser del Barça... "Hacer el cambio y decir: venga ahora éste que no se queja, creo que queda mal al cambiar a Neymar". Ahí le duele a Pedrerol, que Neymar no se queje. Ya tenían preparado un cadalso para que rodaran cabezas y les ha fallado Neymar, que es un fenómeno mundial y no se queja. Quizá porque al lado de Messi encuentra algo que jamás tendría junto a la egocéntrica vedette portuguesa de Pérez. Por ejemplo, pases de gol que le convierten en el máximo goleador del equipo.

 Y la campaña continúa: "Está bien lo de Messi pero si no cambia a Messi y deja todo igual, vale, pero la reacción de quitar a Neymar me parece feo por Neymar. Oye Messi se queda en el campo y vale no hago cambios, pero hacer el cambio y decir: venga ahora éste que no se queja, creo que queda mal al cambiar a Neymar". ¿Se puede expresar más claro? Campaña habemus para calentar el clásico.  A río revuelto, ganancia de pescadores. Ganancia del Real Madrid, claro está. 



Van a por Luis Enrique porque quiere tener contento a Messi. Y ellos lo quieren triste, como triste estaba Cristiano Ronaldo cuando el Real Madrid perdió una Liga a quince puntos del Barça. Ellos los intentan, pero les cuesta. Sus esfuerzos no han servido para evitar que el gran Real Madrid de los multigoles se encuentre a cuatro puntos del Barcelona. Y eso que Luis Enrique no se atreve a cambiar a Messi y hace cosas feas...

 

 



Deja tu Comentario