2012-11-12 13:11 Real Madrid Por: Administrador

Juanfran da a entender que el Levante inició la "gresca"



En declaraciones al programa 'Punto Pelota' recogidas por MARCA, Juanfran expuso su versión de lo sucedido: "Antes de que entrara al vestuario he visto cómo Pepe entraba desde el campo a los vestuarios bailando, riéndose y mofándose de nosotros. Luego ha entrado a su vestuario y con la puerta abierta ha estado haciendo eso. Lo ha visto todo el mundo. La seguridad, la policía, su equipo, el nuestro... Es verídico al cien por cien".

No hay por qué dudar de las palabras de Juanfran, dado que no existen argumentos para demostrar que lo que dice sea mentira, pero tampoco se puede probar que sea verdad. Lo que sí es evidente es que su visión particular y completamente personal de unos hechos concretos llega a la conclusión de que Pepe se estaba riendo de ellos, cuando puede que el central portugués estuviera riéndose de cualquier cosa o cantando y bailando para celebrar el triunfo sin meterse con nadie. Otra cosa es que el Levante pudiera darse por aludido, lo cual, dada la mala imagen, vendida de forma premeditada, que posee Pepe, desembocara en una pelea. Pelea que, aun en el caso de que todo lo dicho por Juanfran fuese cierto, no es justificable de ninguna forma.



Pelea que el propio jugador levantinista reconoce, dando a entender que se produjo por los actos de Pepe: "La policía y la seguridad del estadio ha venido, nos ha separado y nos ha metido en los vestuarios", dice.

Así pues, tratar de justificar un acto de agresión por entender de forma subjetiva un gesto determinado es un hecho grave. Sin embargo, el Real Madrid quedará retratado, como siempre y zizaña de la caverna mediante, como el malo de la película. Si es cierto que Pepe cometió esa falta de respeto debería ser también censurable, pero ni aun así es motivo suficiente como para que se produjeran los hechos que se produjeron en el túnel de vestuarios del Ciudad de Valencia. Lamentable.


Deja tu Comentario