2015-01-22 23:01 Real Madrid Por: Administrador

Juego sucio de Bartomeu con el fichaje de Odegaard por el Real Madrid



Sergio Marco

Juego sucio y desleal. Eso es lo que ha hecho el Barcelona llevado de la rabieta de su presidente, que por su mala gestión se ve impedido de realizar fichajes y, aún así, ha intentado en las últimas horas desbaratar el acuerdo al que Martin Odegaard y el Real Madrid habían llegado hace varios días.



Según informa Marca, el Barça intentó "torpedear el fichaje" incluso cuando "el jugador ya se había decidido por el club blanco y la operación estaba prácticamente cerrada". Algo parecido a lo que sucedió con Neymar, cuando pasó el reconocimiento médico y apareció en Brasil Sandro Rosell con el talonario en la mano para repartir millones a diestro y siniestro. 

Marca informa que "responsables del club barcelonista estuvieron llamando hasta última hora a los mandatarios del Stromsgodset, club de Odegaard, para ofrecerles un acuerdo que impidiera que el chico acabase vistiendo de blanco". ¿Cómo? Igualando la oferta económica del Real Madrid y permitiendo que el jugador siguiera en Noruega hasta cumplir el plazo de la sanción de la FIFA que pesa sobre el Barça. De esta manera el club de procedencia de Odegaard podría disfrutar un año más del concurso del jugador.

Pero ya era tarde. El acuerdo estaba cerrado y Odegaard quería jugar en el Real Madrid. Y Bartomeu ha quedado retratado en un nuevo fracaso de su gestión. Esta vez la gestión del juego sucio.




Deja tu Comentario