2017-01-20 11:01 FC Barcelona Por: Administrador

El jugador del Barça que se fue de Anoeta echando sapos por la boca



Fede Peris Si un jugador del FC Barcelona salió molesto, muy molesto y enfadado de Anoeta anoche, ese fue Gerard Piqué. Según explican a Madrid-Barcelona testigos de lo que sucedió en el túnel de vestuarios, Piqué estaba realmente indignado con el trato arbitral recibido por el FC Barcelona en San Sebastián. Y todavía más porque sabe que el club no va a hacer nada por remediar esta situación y hacerse valer y respetar entre la Federación y los árbitros. A Piqué le han pedido (ordenado) que se calle y que no provoque más incendios, aunque su corazón barcelonista le obliga a saltar y a denunciar lo que está sucediendo en las últimos fechas en contra del FC Barcelona y a favor del Real Madrid. En Anoeta hubo un doble penalti en la misma jugada a Luis Suárez y a Neymar que el árbitro se tragó. Y en el minuto 87 una mano clara dentro del área de Navas en un disparo del propio Piqué que sirvió para desviar la trayectoria del balón, tampoco fue señalada. Piqué está indignado porque lo que queda del partido es que el árbitro pitó fuera de juego erróneamente de Muguruza en una jugada en el que el propio jugador vasco perdió el control del balón por una deficiente recepción. Y la obsesión por buscar la expulsión de Messi por acciones absurdas. Y está indignado porque está convencido de que el Barça debe hacerse valer haciéndose respetar y no lo va hacer mientras a él le obligan a callar.

Deja tu Comentario