2016-05-16 12:05 Real Madrid Por: Administrador

El jugador que más ha decepcionado a Zidane esta temporada



Zinedine Zidane no oculta a sus más próximos la decepción que le ha causado el rendimiento a lo largo de toda la temporada de Martin Odegaard, la promesa que fue contratada por el Real Madrid con categoría de megacrack del futuro y que no ha confirmado todo lo que de bueno se esperaba de él a lo largo de la temporada en el Castilla. Un dato revelador pone de los nervios al máximo responsable deportivo de la entidad madridista, Odegaard no ha conseguido ver puerta hasta el último partido disputado por el Castilla ante La Roda en el campeonato liguero de Segunda B en el que ha acabado primero y con serias aspiraciones de lograr el ascenso a la categoría superior.

Dos goles desde que llegó

Zidane tenía muchas esperanzas depositadas en el joven futbolista noruego. Primero le decepcionó por sus aires de grandeza que le crearon un problema en el vestuario cuando dirigía los destinos del Castilla. Y luego, sobre el terreno de juego, Odegaard no ha conseguido ser el futbolista determinante que todos esperaban de él. De hecho, desde que llegó al club en 2014 apenas ha conseguido un total de dos goles, una cifra que no se corresponde con su innegable calidad técnica y su condición de delantero. Odegaard ya consiguió debutar con el primer equipo del Real Madrid la temporada pasada jugando unos minutos ante el Getafe, sustituyendo a Cristiano Ronaldo con sólo 16 años, lo que le convirtió en el futbolista más joven que debutaba en el Real Madrid. Sin embargo, los planes del cuerpo técnico blanco no contemplan a Odegaard un año más en el Castilla. Tampoco lo desea él. El club trabaja para buscarle una cesión en un club puntero de Europa. Ofertas no faltarán. Zidane está atento a su progresión esperando que pueda confirmar lejos del Real Madrid que tiene nivel para jugar en el primer equipo blanco. Hasta ahora no ha sido así. Y la prueba es que en situaciones de emergencia, Zidane ha preferido echar mano de Mayoral antes que confíar en Odegaard.  

Deja tu Comentario