2012-05-12 15:05 Real Madrid Por: Administrador

Justicia para Higuaín



El argentino llegó en enero de 2007 y ya desde los primeros encuentros dejó claro que lo suyo era el gol. El "Pipita" empezó a marcar desde los primeros partidos y cuando los entrenadores que han pasado por el Madrid le han dado la oportunidad no lo ha desaprovechado. Hasta cinco diferentes han pasado desde que el porteño llegó al Santiago Bernabéu ( Capello, Schuster, Juande Ramos, Pellegrini y Mourinho) y nunca ha rebajado el nivel. En total, Higuaín suma 103 goles en 219 partidos vestido con la malla madridista.

Números espectaculares que de promedio (0,47) le permiten superar a otros grandes como Santillana (0,45), Raúl (0,43) o Butragueño (0,37). Sólo Ronaldo Nazario le supera en este aspecto (marcó 104 en 180 encuentros con un promedio de 0,58 por partido). Además, cabe destacar que el argentino no ha gozado de la confianza total con ninguno de sus técnicos ni tampoco para darle partidos enteros, y es que Gonzalo sólo suma 57 encuentros completos de sus más de 200 como madridista. Tampoco de la titularidad indiscutible: 27 partidos titular de 52 disputados y sólo ocho completos en Liga, con 2.261 minutos en total.



En detrimento del argentino, los minutos los ha ganado Karim Benzema, que esta temporada ha sumado 37 partidos como titular de los 49 jugados y doce completos en Liga, llegando a sumar 3.286 minutos en total, lo que refuerza las estadísticas de Higuaín, con más de 1.000 minutos menos pero con sólo cinco goles menos que el francés. (26 de Higuaín en total por 31 de Benzema).

Y es que ni Karim ni Cristiano escriben los números a los que llega el "Pipa". De hecho, si Higuaín hubiera lanzado todos los penaltis que le han pitado al Madrid y no hubiera fallado superaría a Cristiano Ronaldo como Pichichi del equipo en Liga. El luso llevaría 33 mientras que el argentino, con los doce lanzados, sumaría 34. Que el club realice las operaciones de traspaso que quiera, pero  Higuaín debe quedarse en el Real Madrid. Un delantero con sus números no tiene precio en el mercado futbolístico y cualquier venta sería un regalo. Llegó con 20 años y desde entonces no ha dejado de mejorar. Ahora con 24 se encuentra en el mejor momento de su carrera. Dejarle escapar es un error.


Deja tu Comentario