2012-01-13 23:01 Real Madrid Por: Administrador

Kaká, ¿problema o privilegio?



El futuro de Ricardo Kaká está en el aire. En el Real Madrid no acaban de tomar una decisión en firme para avanzar en una situación que se dilata en el tiempo. El club realizó una gran apuesta con el brasileño en el verano de 2009. Florentino Pérez traía a Kaká a la capital de España desembolsando 67 millones de euros. El nuevo presidente blanco cumplía así con una de las promesas del anterior presidente, el señor Ramón Calderón. El nuevo máximo representante del madridismo asestaba así un golpe de efecto al tomar el mando de la presidencia blanca, cumpliendo el sueño de muchos madridista al fichar a un futbolista de talla mundial. Kaká llegaba con la vitola de ser un futbolista desequilibrante, un fuera de serie, pero en su último año en Milán su rendimiento comenzaba a diluirse. En Madrid no se hizo mucho apego a este hecho, y se apostó de lleno por la calidad de un Balón de Oro que vendría para hacer las delicias del Bernabéu.

La primera temporada se diluyó a la sombra de un Kaká que no terminaba de arrancar. Disputó 33 encuentros, con un vagaje de 9 goles y 6 asistencias. Números bastante normalitos para lo que se esperaba que fuera un súper clase. Pero aún había tiempo para mejorar. El mejor Kaká se esperaba para su segunda campaña, pero los números en lugar de mejorar sembraron aún mayores dudas. Las continuas lesiones del brasileño le dejaron casi todo el año en el dique seco, firmando tan solo 20 partidos con los blancos, con solo 7 tantos y 4 asistencias.



El verano pasado era una verdadera reválida para Kaká. El mediapunta comenzaba a trabajar desde el primer día con el equipo, hecho que arrojaba esperanzas a la parroquia blanca. El devenir del futbolista mejoraba día  día. Tras firman una buena pretemporada, el arranque liguero vislumbraba a un futbolista que se asemejaba mucho al ganador del Balón de Oro en Milán. La afición se ilusionaba. Las portadas eran suyas, pero una lesión en Anoeta cortó su progresión. Un mes y medio de parón y su vuelta ha sembrado de nuevo las dudas.

En los últimos encuentros Kaká no ha sido el de principios de temporada. Los cambios de ritmo, la verticalidad y sus movimientos electrizantes no aparecían por ningún lado. Ante en Málaga, en los dos partidos de la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey, Mourinho prescindió de él en el descanso. Algo no funcionaba, el fútbol del ‘8’ blanco no arrancaba. Este hecho ha vuelto a disparar los rumores. Las continuas llamadas desde Paris para llevarse al futbolista con suculentas ofertas han dejado un panorama de serias dudas en las oficinas de Concha Espina. ¿Vender o no vender?

Los petrodólares qatarís del PSG ofrecen entre 30 y 40 millones de euros por el pase del jugador, según apuntaba este jueves Le Parisien, cifras que podrían solventar de algún modo el gris paso del futbolista por Madrid. Presidente y entrenador han analizado la situación  y quieren dar una última oportunidad al futbolista. La segunda vuelta del campeonato tiene que ser excepcional para que este continúe el próximo año, sino aceptarán la propuesta francesa. Así, Ricardo Kaká tiene 6 meses por delante para exprimir al máximo su potencial y acallar a las voces críticas granjeándose el cariño y el afecto de la afición madridista, ¿lo conseguirá?




Deja tu Comentario