2013-09-04 17:09 Real Madrid Por: Administrador

Kaká se despide de la afición blanca con una carta



Jordi Calls

Kaká, nuevo jugador del AC Milán desde el pasado lunes, se ha despedido de la parroquia blanca por medio de una carta en la que agradece el cariño y el apoyo que le han brindado los seguidores y la gente del Real Madrid durante los cuatro años que ha vestido la camiseta del conjunto merengue.



Queridos Madridistas:

Fueron cuatro temporadas de mucha dedicación y superación. En estos cuatro años vistiendo el blanco del Real Madrid hemos ganado tres títulos y respeto con todo mi corazón este gran club.

Ahora empiezo una nueva etapa profesional, pero me quedaran el cariño y los buenos momentos en España y la seguridad de que todo el esfuerzo ha sido hecho en busca del éxito. Fueran muchos momentos difíciles, pero hacer parte de la historia de un gran club como el Real Madrid quedará siempre en mi vida.



Agradezco a mis compañeros, a mis entrenadores, a todos los trabajadores, la dirección, al presidente Florentino Pérez, a todos los aficionados del Real Madrid, y aquellos que me han apoyado al largo de estos años.

Muchas gracias y #HalaMadrid

Firmado, Kaká

 

Agradecido a Florentino Pérez

El presidente del Real Madrid es la única persona que sale personalmente en su carta de despedida y es que el brasileño está muy agradecido a Florentino Pérez ya que fue la pieza clave para que pudiera volver al club de sus amores, el Milán.

De hecho, tanto Ancelotti como Florentino confiaban en el futbolista y tenían la esperanza que de una vez por todas fuera aquel futbolista que hizo despertar pasiones cuando fichó por el club blanco, por 67 millones de euros, hace cuatro veranos. Pero lo cierto es que el mismo jugador, una vez finalizado el trofeo Teresa Herrera, el pasado jueves, afirmó sin ningún tabú que su intención era abandonar el club blanco: “Me gustaría marcharme, el club me ayudará a buscar una salida”, afirmó.

San Siro vuelve a ser su casa

No pasaron ni cuatro días de su petición y ya se hacía oficial su traspaso al club rossonero, equipo donde consiguió su mejor rendimiento que le valió para ganar un Balón de Oro el año 2007. De esta manera, Kaká volvía al club que le vio crecer en Europa, después de su llegada al viejo continente, hace ahora diez años, desde un mítico club brasileño, el Säo Paulo.

 

 


Deja tu Comentario