2011-05-03 12:05 FC Barcelona Por: Administrador

Karanka: el segundo plano eres tú



Abrumado el Real Madrid por la tremenda superioridad blaugrana traducida en innegable hegemonía, al tipo este que ayuda a Mourinho, y que no reune más mérito que el de reirle las gracias a su jefe, le dio ayer por dejar "en un segundo plano" el partido que atrae a todo el planeta porque lo único que le interesaba -cumplía órdenes, muy obediente él- era hablar de la UEFA y de sanciones a los jugadores del Barça. Mejor dejar el fútbol en un segundo plano, porque si hablamos de fútbol el Madrid se queda sin argumentos. Se le entendió todo. El primer plano para estos tipos que rigen los destinos del Madrid es el jaleo, la protesta, la provocación, los malos modos... ¡Qué bajo ha caído el otrora grande Real Madrid!

Como no pueden con el Barcelona sobre el terreno de juego, y como se temen otra manita o algo similar, Karanka, cumpliendo órdenes, ha optado por llorar. Y en eso el Madrid sí que es el mejor del mundo sin discusión. Sus argumentos futbolísticos son que la UEFA no ha sancionado a seis jugadores del Barça por hacer, supuestamente, lo mismo que partido tras partido hacen Di María, Cristiano Ronaldo, Marcelo, Arbeloa o Pepe. Incluso pedía sanción por algo que le vio a Busquets: hablar tapándose la boca. Eso es sancionable para Karanka. ¿Pedirá sanción para Mourinho por hacer lo mismo cuando se dirige a él en el banquillo? ¿Pensará Karanka que Busquets es capaz de decir, tapándose la boca, las mismas barbaridades que suelta su admirado jefe cuando le habla en el banquillo?



Lo que la UEFA debería hacer es castigar al Madrid por conducta antideportiva tratando de ganar en los despachos lo que no sabe conquistar en los terrenos de juego, en donde se comporta como un equipo pequeño que apenas puede aspirar a poseer el balón el 25% de lo que dura un partido. También podrían sancionar al Madrid por intentar deslucir el espectáculo dejando el césped de la mejor manera para que no se pueda ver fútbol y sí el habitual antifútbol al que está acostumbrado el equipo blanco.

Karanka, en su comparecencia ante la prensa, dio la imagen de un muñeco sin criterio, la voz de su amo. Escenificó a la perfección el papel de mal perdedor, del buscaexcusas para tapar las miserias del fútbol rácano de un Madrid que sólo puede aspirar a defenderse ante el Barça esperando un golpe de suerte que se convierta en gol. Exige a la UEFA que haga valer el respeto y el fair play y su propio jefe es el primero que se encarga de desmarcarse del respeto y del fair play. Pero no con el Barça. Con todos. Algo tendrá ese tipo cuando consigue enfrentarse al mundo entero. ¿En cuántas guerras se ha visto envuelto Guardiola durante la temporada?

Mejor nos quedamos con las quejas de Xavi a la UEFA: "en pleno siglo XX están más pendientes de las normas que afectan a los pendientes que a velar por el espectáculo con una normativa clara para el estado del césped". Xavi busca espectáculo. Karanka llora y sólo persigue encontrar un argumento que le permita justificar una posible goleada al término del partido. "La afición del Barça no nos perdonaría especular y jugar atrás". Mourinho y sus ayudantes han llevado al Madrid a la senda del abismo y hasta han logrado que su afición sí les permita especular y jugar atrás. No es extraño que Alfredo Di Stéfano, que sí sabe lo que es el Real Madrid, se ponga las manos en la cabeza cuando ve en lo que se ha convertido una plantilla extraordinaria en manos de dos buscadores de maraña.



Porque de marañeros hay que calificar a quienes se atreven a pedir castigo para Guardiola como inductor de una supuesta antideportividad. "Ellos no saben lo que yo les he dicho para inducir a la antideportividad". Si es que lo ponen fácil con argumentos tan pobres. Bien haría Karanka de tomar nota del estilo Guardiola: "Intentaremos llegar a la final como el año pasado, en que no pudo ser". A Guardiola le robaron la semifinal ante el Inter de Mourinho, pero "no pudo ser". Ese es el camino del fair play que reclama Karanka. Si sigue creyéndose demasiado a su jefe no hará carrera en esta profesión y se quedará en lo que es, un monigote obediente de su jefe.


Deja tu Comentario