2013-06-07 13:06 FC Barcelona Por: Administrador

Karanka: la caída del cómplice de Mourinho



Joan Tubau

Aitor Karanka no seguirá como segundo entrenador del Real Madrid porque venga quien venga nadie querrá compartir su imagen en el banquillo con alguien que se marcó tanto con el anterior entrenador y que fue cómplice de los anómalos comportamientos que Mourinho desarrolló durante su etapa como técnico blanco.



Descartada la opción de permanecer en su puesto, el club tiene que buscarle acomodo si antes el amigo Jorge Mendes no le encuentra trabajo en otro lugar.  El presidente Pérez ha dejado entrever que podría volver a la cantera, algo todavía más complicado si tenemos en cuenta las tensas relaciones que Mourinho y su séquito mantuvieron con Toril, el técnico del Castilla, que sale ahora reforzado tras la marcha del portugués. Karanka no sólo fue complice de las andanadas que Mourinho lanzó contra Toril sino que incluso les puso voz cuando el portugués prefirió delegar en su secretario para comparecer en las ruedas de prensa y ofrecer su opinión. Toril, además de seguir como responsable del Castilla, queda como coordinador de los entrenadores de la cantera y no parece que Karanka encaje mucho siendo "coordinado" por un técnico al que meses atrás le ha metido el dedo en el ojo metafóricamente hablando.

Toril, que ha hecho una extraordinaria temporada con el Castilla, es un valor en alza en el cuerpo técnico del Real Madrid, mientras Karanka va a la baja y no puede aspirar a más que a cumplir su contrato de tres años (450.000 por temporada) en cualquier rincón molestando lo menos posible.

Mourinho se llevó con él al Chelsea a su séquito portugués (Rui Faria, Silvino Louro y Morais). A Karanka lo dejó en Madrid. No le sirve ya en el Chelsea. Si tenía problemas para suplantarle en las ruedas de prensa en castellano, difícilmente hubiera podido desenvolverse en el mismo papel ante los periodistas en inglés.




Deja tu Comentario