2014-08-23 09:08 Real Madrid Por: Administrador

Khedira prefirió irse a Alemania a ver un partido de Segunda División



Sami Khedira se ha plantado definitivamente. El jugador incumplió ayer el código interno del Real Madrid en un gesto de rebeldía sin precedentes en el alemán. El centrocampista que había sido convocado por Carlo Ancelotti para la vuelta de la Supercopa de España ante el Atlético no se presentó en el Vicente Calderón y se marchó a Leipzig (Alemania) para ver a su hermano Rani jugar un partido de la segunda división germana.

El club no sabe muy bien como llevar la situación. En una primera instancia se transmitió desde la entidad blanca que el jugador no tenía permiso para viajar al extranjeto, aunque más tarde en rueda de prensa fue el propio Carlo Ancelotti quien hizo de abogado del diablo y explicó que sí lo tenía.



Leipzig queda a poco más de 400 kilómetros de Múnich. Hoy seguramente Sami Khedira y su agente comiencen a negociar con la entidad bávara el futuro del centrocampista del Real Madrid.


Deja tu Comentario