2015-01-08 08:01 Real Madrid Por: Administrador

La agresión de Raúl García a Khedira que quedó impune



Sergio Marco

Los jugadores del Real Madrid se quejaron del diferente criterio empleado en el derbi copero por el colegiado Clos Gómez para juzgar las faltas de uno y otro equipo. Mientras el Atlético repartía y el Madrid se llevaba la peor parte, el árbitro repartió de forma pareja las tarjetas cuando, salvo acciones aisladas de los jugadores madridistas, los discípulos de Simeone no siguieron más guión que el de amedrentar a los futbolistas de Ancelotti con faltas reiteradas. Alguna de ellas, como esta clara agresión de Raúl García a Khedira, quedaron impunes ante la tolerancia arbitral.



Las quejas de los jugadores madridistas al final del partido estaban más que justificadas. Se sintieron perseguidos por Clos Gómez, algo que ya era de esperar teniendo en cuenta sus antecedentes.


Deja tu Comentario