2014-04-18 19:04 FC Barcelona Por: Administrador

La barcelonitis del "Telepredicador" Pedrerol empieza a ser enfermiza



Joan Tubau

Josep Pedrerol ha estado sembrado hoy en Jugones. Se supera a sí mismo. Con ese rostro desencajado, crispado y desquiciado, ha abierto su programa con un pim/pam/pum de palos al Barça. Uno detrás de otro. Ni caso al Real Madrid. No vale la pena perder el tiempo con las cosas bonitas del Real Madrid campeón cuando tienen ante sí la oportunidad histórica de hundir el Titanic-Barça. Y a eso se ha dedicado el programa Jugones de La Sexta de hoy, que debe tener la venia de las alturas para convertirse en la versión ultra de la programación de RealMadrid TV. Pero analizando el organigrama de La Sexta se entiende todo y se puede descubrir el rostro de algún antiguo apostol de Florentino Pérez experto en escribir discursos ajenos, de un jefazo del Espanyol y de un barcelonista de los que "dicen que son del Barça pero no lo son". Seguramente los tres jalean al telepredicador para que vierta todo su odio acumulado contra el Barça día sí y día también. Y mientras tanto, Los Manolos partiéndose de risa analizando las audiencias.



Es pura barcelonitis aguda. Pura necesidad de profundizar en la herida y a ser posible hacerla más grande para que todo salte por los aires. Y ejercen de buitres rebuscando el éxito entre la carroña. Hoy han empezado con un "¿Qué le pasa a Messi?" Todo malo, por supuesto. Y rebuscando en un diario antiguo han encontrado a alguien que avisaba de que este año sólo se dedicaría a preparar el Mundial. ¡Estupendo! Más: "La semana que viene llega el padre de Messi para renovar el contrato de su hijo. Pero, atención, eso no quiere decir que el Barça desista en su intención de venderlo". ¡Arreglado! Otra primicia: "Un tipo insulta a Messi en el aeropuerto y éste le responde enviándole a trabajar". ¡Notición! Y ahora vamos a por Neymar: "¿Se borra Neymar del Barça?" ¡Buenísima pregunta! "¿Ha sido un error fichar a Neymar?" ¡Mejor todavía! Responde la calle convenientemente seleccionada. Más madera: "¿Qué pasó entre Alexis y Tata? ¡El chileno explotó!" ¡Bien!  Más: "Xavi está enfadado y quiere dejar el Barça". ¡Eso, que se vaya de una vez! ¡Y que se vaya con Messi! ¡Los dos! Más: "Revolución en el Barça". Media plantilla se irá. ¡Todos a la calle! Más: "Zubizarreta pilotará el nuevo proyecto. ¡Nos quieren tomar el pelo!"¡Fuera Zubizarreta también! "Bartomeu está encantado de haberse conocido", que no es el caso de Pedrerol. "Algunos directivos se plantean convocar elecciones, Bartomeu no". No sabemos qué directivos son, pero ¡bien hecho!

Afortunadamente, el programa no puede ser un monográfico del Barça y en la recta final lo dejaron tranquilo para cuestionarse si Bale ha roto la velocidad del sonido, para recordar que el Madrid va a por el triplete y para mostrarnos las reacciones de un perro madridista. Y Florentino dando palmas en el sofá de su casa.

Alguien tiene que recordarle al telepredicador, que lleva semanas exigiendo elecciones en el Barça y que se vaya Bartomeu, que por muy amigo que sea de Pérez, no es nadie para meterse en el vida del prójimo. La afición del Barça es lo suficientemente madura para saber lo que tiene que hacer sin necesidad de que un vocero de Pérez le pase la chuleta. No se da cuenta de que cuanto más sangrante es con el Barça, más une al barcelonismo a favor de lo que él destruye. Josep Pedrerol debería entender de una vez que una cosa es que los guiones de Pérez le sirvan a él para rellenar un programa y otra muy diferente que los presidentes rivales deban someterse también a esos mismos guiones para tomar sus propias decisiones.



Destilando barcelonitis aguda, y de la perniciosa, de la mala, no va a conseguir que el barcelonismo le haga caso. Por mucho que aplauda Pérez y el sector ultra del madridismo. Ahora exige soluciones drásticas porque el Barça está mal. Cuando estaba bien, cuando el Barça lo ganaba todo y admiraba al mundo con su juego, él fue el inventor en sus programas del famoso fin de ciclo, que ha durado cinco años. Él se encargó de sembrar la duda sobre el reinado de Messi. Él cuestionó a Guardiola mientras ovacionada el dedo justiciero de Mourinho. A Josep Pedrerol, también conocido como "El Telepredicador de Pérez", se le entiende todo. Todo. Quizá por eso también era el favorito de Mourinho. Dios los cría...


Deja tu Comentario