2012-09-12 17:09 FC Barcelona Por: Administrador

La broma de Foster le ha costado al Barça un millón de euros



El macropoyecto de Joan Laporta para remodelar el Camp Nou cambiándole la fisonomía ha quedado en el olvido. A Sandro Rosell no le apetece pintar de colorines la fachada del Estadi y, además, la economía del club no está para alegrías inmediatas. Sin embargo, aquel sueño faraónico ha dejado secuelas. La minuta del prestigioso arquitecto Norman Foster, que a la postre resultó ganador del concurso de proyectos, asciende a un millón de euros.

Laporta tenía un especial interés en que fuera el de Foster el proyecto elegido para beneficiarse del eco mediático que tendría su foto con el ganador del concurso. Luego, el Camp Nou de colorines, su parecido a otros estadios, como el Allianz Arena, y un presupuesto que entonces sobrepasaba los 300 millones de euros no convencieron a nadie.



Ahora Sandro Rosell vuelve a la carga y tratará de colar en la Asamblea la conveniencia de hacer obras en el Camp Nou, aunque de otra manera. El tema está en el orden del día, pero el socio no tiene información de lo que se pretende hacer, de su coste, de su financiación y de todos los detalles que rodean a la operación.


Deja tu Comentario