2017-02-15 08:02 FC Barcelona Por: Administrador

La buena noticia que llena de orgullo a los culés



Anoche el Barça de Luis Enrique renunció a su orgullo y culminó una de sus noches más tristes en Europa. El continente entero presenció una versión de los culés que no se corresponde en absoluto con el mejor equipo del mundo que ha demostrado ser. Sin embargo, aunque no fue el primer equipo, los más jóvenes sí supieron hacer honor a los valores azulgranas y triunfar ante el mundo. Concretamente, se trata del Infantil B del club blaugrana. El equipo de jóvenes culés hizo historia y conquistó el Premio Laureus al Mejor Momento Deportivo del Año con sus tiernas imágenes consolando a los rivales japoneses del Oomya después de derrotarles en la final del torneo World Challenge Cup de Tokio. El Infantil B se ganó el respeto y la admiración del mundo tras demostrar que los valores humanos pueden verse en el deporte desde la infancia.

Los jugadores del Oomya felicitan al Barça

El premio fue entregado de manos de Carles Puyol, quien fue en su día canterano azulgrana. Lo recogió el técnico Sergi Milà, quien quiso destacar "la importancia que tiene el fútbol base en una entidad como es el Barça. Se hace un gran trabajo desde la base y este galardón reconoce el trabajo que hacemos. Además, conviene destacar que la estatuilla no tiene nada que ver con el marcador, ni con los resultados, sino con el fair play y la buena actitud en el campo", apuntó el técnico del fútbol base azulgrana. Por otra parte, tras conocer el premio para el Barça, el equipo infantil del Oomya mandó un mensaje de felicitación y alegría a los que fueron sus rivales en el torneo: "Felicitats Barça. Barça omedeto (felicidades en japonés)", congratulan los jóvenes nipones a sus homólogos culés, que ayer sí supieron reflejar el orgullo azulgrana.

Deja tu Comentario