2011-08-29 19:08 FC Barcelona Por: Administrador

La cara oculta de Laporta. Capítulo 29



Homenaje a Casaus
En el funeral de Nicolau Casaus, en agosto de 2007, a Josep Lluís Núñez se le ocurrió decir: “¿Un homenaje a Casaus? Ahora no soy presidente del Barça y por tanto, por mucho que quiera pedir, no sería lógico. Pero para mí todo lo que se le haga a Nicolau será poco”. Respuesta inmediata de Joan Laporta, el que quería mejorar el mundo, siempre predispuesto a perder la compostura: “El homenaje a Casaus lo decidiremos nosotros, los que estamos dirigiendo la entidad, que no es Núñez, sino nosotros, y lo decidiremos cuando corresponda". Hasta en momentos de duelo necesitaba sacar a pasear su innata prepotencia, la del “que n´aprenguin”.  Y después de todo lo que descargó sobre la junta de la que Casaus era vicepresidente primero, una vez fallecido decía: “Fue un barcelonista carismático y popular, un hombre de concordia. Le recordaremos como el precursor de la expansión de las peñas y eso hará que tengamos un buen recuerdo. Era amigo de todo el mundo”. Lástima que tan hermosas palabras no hubieran estado acompañadas de un mínimo interés por su estado de salud en vida. Nicolau Casaus vivo nunca le interesó a Laporta salvo para machacarle. Incluso su busto de bronce, que fue regalado por las peñas al propio Casaus y que fue expuesto en las instalaciones del club durante el duelo por su muerte, llevaba dos años olvidado en un almacén después de ser retirado del Museu, en donde se mantuvo expuesto hasta 2005. Trascendió de fuentes próximas a la familia que Laporta le retiró a Casaus su pase del palco en el año 2003. Lógico. Si iba al palco Nicolau Casaus ¿dónde hubiera podido colocar Laporta a sus amigos, socios de sus negocios particulares y compromisos variados? Había que hacer hueco para todos ellos. A fin de cuentas, había que hacer valer la cruda realidad de “Primero los míos”.
Finalmente se le hizo a Casaus un discreto homenaje en el Gamper, compartiendo cartel con Puerta. Simplemente correcto, que siendo Laporta el organizador ya era mucho. La familia, por si acaso, declinó la invitación de acudir al palco. Prefirió evitarle al presidente una nueva escenificación de su amplio repertorio de hipocresías. Alfons Godall manifestó por esas fechas en RAC 1 la intención del club de recordar de forma permanente el nombre de Casaus, proponiendo que la Trobada Mundial de Penyes llevara su nombre o algún trofeo o espacio del club blaugrana. Nada de nada. Mentira tras mentira.

El compromiso de Edmilson
"El presidente dijo lo de las siete copas... no se puede ir así". Son palabras de Edmilson recogidas por Sport el 12 de agosto de 2007. Qué novedoso: un futbolista llamándole la atención a su presidente. Edmilson aseguraba que se había producido una relajación colectiva para justificar el fracaso de la temporada: "Sí, de todos, y de la prensa también... El presidente dijo lo de las siete copas... No se puede ir así. Es lo que sucede con mi selección: cuando Brasil va de favorita en una competición nunca gana. En el Barça pasa lo mismo. Los grandes equipos se hacen a partir del sacrificio".
Y reclamaba un cambio en el compromiso de los futbolistas: "La actitud de todos debe ser distinta y cuando digo todos me refiero a jugadores, técnicos, directivos, afición…La gente no es tonta. El socio está ahí y ve que el jugador puede producir mucho más". Y luego, para reafirmar su propio compromiso, desvelaba que en ese momento podía ser jugador del Milan y que si no estaba junto a Kakà era porque su honestidad le impedía engañar a Berlusconi aceptando la oferta con su rodilla lesionada. "Con el Milan lo tenía casi todo cerrado, como era la duración del contrato. Acordamos dos años de compromiso. El tema de salario estaba también prácticamente cerrado. Sólo quedaba que el Milan hablara con el Barça. Sin embargo, tal y como estaba físicamente, no podía ir a una entidad tan importante. Hubiera sido un gran mentiroso, no sólo hacia el Milan, sino hacia mí mismo". Un clarísimo ejemplo de compromiso…con el Milan. No podía engañar a Berlusconi, por eso se quedaba encantado y lesionado en el proyecto de Laporta. ¿A él sí le podía engañar? Luego se fue al Villarreal con la carta de libertad y sin que el Barça viera un euro por él.

La selección catalana
En septiembre de 2007 Joan Laporta le estaba dedicando al club y a Cataluña  los mejores años de su vida, por eso no asistió a la reunión de la junta directiva de la Federación Española de su amigo Ángel Villar en la que se decidió la prohibición de un amistoso que debía enfrentar en el Camp Nou a la selección catalana con la de Estados Unidos. El abogado defensor no defendió nada. La web del club no informó ni del tema ni de la escandalosa ausencia del presidente en un asunto tan trascendente. Aunque, eso sí,  ante la prensa sí que estaba dispuesto a vender su mejor versión. No trabajó el tema en los foros correspondientes, era mucho más cómodo disparar ante los medios de comunicación. Decía el 12 de septiembre de 2007: “No entiendo por qué España nos impide sistemáticamente disputar partidos o competiciones oficiales. Es una vergüenza y una tomadura de pelo lo que se está haciendo con la selección catalana (…) Ya basta de que Cataluña no tenga una selección nacional que pueda jugar competiciones internacionales, ya basta de que no nos dejen jugar ni amistosos y ya basta de que tengamos que ceder jugadores a las selecciones y no tengamos ninguna compensación. Es una tomadura de pelo lo que se está haciendo con la selección catalana”. Y aún se atrevió a censurar a la Federación Catalana de fútbol por “no haber gestionado bien este asunto”. Laporta sabía que “es la Federación Española la que no ha autorizado el encuentro. Tratándose de un amistoso, podrían haber dado el permiso para jugarlo, me parece totalmente injusto”. Y ante semejante atropello Laporta decidió redoblar su apoyo incondicional a su amigo Ángel Villar, el responsable de tamaña afrenta. Así se escribe la historia del presidente más contradictorio de la historia del Barça. El vocal de la Federación Española, integrante del G-14 y miembro de la comisión de competiciones de la FIFA, se rebelaba contra su propia obra. Y mientras se quejaba por tener que ceder a los jugadores a sus selecciones, Thierry Henry se iba convocado por la selección francesa para “hacer grupo” aunque una sanción de la UEFA le impidiera jugar.
Meses después, cuando la misma Federación permitió el Cataluña-Argentina, los medios de la directiva publicitaron la noticia, como estaba mandado, y la intervención decisiva de Laporta en el asunto. 

No le ven como abogado
Juan María Hernández Puértolas, director de Comunicación de Criteria CaixaCorp, insinuaba el 21 de octubre de 2007 en un artículo publicado por La Vanguardia, que un despacho de abogados se le quedaba pequeño a Laporta de cara a un futuro en el que le veía más próximo a la política que al ejercicio de la abogacía, en donde daba a entender que nunca había destacado. Y aseguraba que, a diferencia de otros ex presidentes, Laporta "no tiene corporación propia a la que regresar (…) Antes ejercía la abogacía en un despacho propio, pero, francamente, cuesta situarlo en la galaxia de los Emilio Cuatrecasas, Miquel Roca, Rafael Fontana o Eduardo Pedrosa. De hecho, nadie recuerda la imagen del entrañable Jan ataviado con la característica toga (…) La política es una opción lógica y plausible, aunque sea por exclusión de otras posibilidades. Por otro lado, al lado de padres de la patria del empaque y la elegancia de Joan Puig o Joan Tardà, Laporta puede convertirse en el Pericles de la política catalana".

Laporta, para, que te va a dar un infarto
El 26 de octubre de 2007 Toni Frieros se encargaba en Sport de sacarle el máximo rendimiento a uno de los viajes solidarios del presidente: "Cuando Joan Laporta dijo que le dedicaría al Barça los mejores años de su vida, incluso robándole horas a su familia y a su despacho profesional, lo decía en serio. Más allá de si cae mejor o peor, de si acierta o de si mete la pata, de si es un buen presidente o no, de si actúa guiado por el ego o por la responsabilidad, a Laporta nadie podrá negarle la pasión y la capacidad de trabajo que pone en su tarea de presidir el FC Barcelona con el mayor rigor posible. Ya sé que eran otros tiempos, otra forma de hacer las cosas, pero que nadie olvide que Núñez, el longevo presidente azulgrana, dosificaba más sus actos públicos (casi nunca viajaba con el equipo) y muchísimas veces llevaba los temas del club desde su despacho profesional de la calle Urgell. No digo que antes fuera ni mejor ni peor, pero ahora es muy diferente. Laporta podría delegar más y sin embargo quiere, con su presencia, reforzar al FC Barcelona. El sábado estaba en Villarreal, el lunes en Nyon (Suiza), el martes en Glasgow (Escocia) y ayer en Senegal. Hay que tener mucha fuerza de voluntad y capacidad física para darse estas palizas. Sus enemigos dirán que lo hace para beneficio propio. Yo digo que podría vivir mucho mejor y no lo hace..." Masajes al margen, la pregunta era por qué el presidente no delegaba. ¿No sería que no confiaba en su maravilloso equipo directivo? Tenía que viajar para firmar un bolo, para contratar un stage de pretemporada, para repartir caridad, para negociar en FIFA y UEFA en comisiones en las que no había un sólo presidente... Nadie le había pedido que lo hiciera todo él. De la misma forma que nadie le pedía a Perrín, como responsable del fútbol base, que viajara constantemente para intervenir en temas que nada tenían que ver con su área de responsabilidad. Hay gente que disfruta viajando en primera, en hoteles de cinco estrellas y aprovechando su tarjeta de visita de presidente o directivo para darse baños de masas, establecer contactos provechosos o simplemente pasarlo bien con tratamiento de VIP. Eso nada tiene que ver con presidir el club con el mayor rigor posible. Y también puede ser entendido como disfrutar de la vida a costa del Barça.

Alivio tras el despido de Miguel Rico en el diario Sport
La noticia podía leerse en elconfidencial.com el 18 de octubre de 2007: "Joan Laporta tiene desde el lunes pasado un motivo de preocupación menos. Ahora, el presidente del Barcelona ya puede leer la contraportada del diario Sport sin tener que preocuparse. Y es que Miguel Rico, el que era según una encuesta encargada por el propio club barcelonista, el periodista más influyente en el entorno blaugrana, ha sido despedido del diario del Grupo Z que edita José María Casanovas y ya no podrá firmar más 'últimas' en el diario que fundó y en el que ha trabajado durante los últimos 25 años”.
”La noticia ha venido a aliviar a gran parte de la junta blaugrana. Especialmente al presidente y al secretario técnico. Rico, manteniendo una línea independiente de opinión que guardaba muy poca relación con la del periódico en la que publicaba, se había erigido como una de las pocas voces críticas con ciertas actitudes protagonizadas por Joan Laporta, Txiki Begiristain y el Barça en los últimos dos años.
Era un secreto a voces que muchas de sus columnas habían obstaculizado las relaciones que Casanovas, el editor del diario, trataba de mantener con el club blaugrana, cuya autorización comercial es fundamental para poder realizar ciertas promociones que el Sport ofrece regularmente a sus lectores.
La situación entre Casanovas y el Barcelona llegó a un punto de difícil convivencia cuando las críticas de Miguel Rico al club llevaron a Laporta a replantearse la renovación de la licencia de los 'campus' de fútbol oficiales del Barça, que en nombre del periódico organizaba la empresa de los hijos del editor del Sport. Esa misma empresa que, curiosamente, consiguió la organización de los eventos del 50 aniversario del Camp Nou. Cerrarse el contrato entre la empresa de los hijos del editor de Sport para el aniversario del estadio, la publicación (con todos los permisos del club) del libro de José María Casanovas, 'La Catedral del Barça' y despedir a Rico ha sido todo uno. ¿Casualidad?". Seguramente.

Mañana, capítulo 30



Asustado en el homenaje a Dueñas / Feo detalle de Laporta y Eto´o / Gerard como ejemplo / Comisión de seguimiento fantasma / Promesas incumplidas / Avión privado / Polémica de altos vuelos / "No se están cometiendo los errores de la temporada pasada"

VER CAPÍTULOS ANTERIORES

 



 


Deja tu Comentario