2011-09-06 12:09 FC Barcelona Por: Administrador

La cara oculta de Laporta. Capítulo 33



 

Saca pecho



Como si se tratara de un oasis en plena crisis de juego, el equipo encadenó una pequeña racha de resultados positivos al inicio del 2008 y al presidente le faltó tiempo para sacar pecho: “Se ha cambiado la dinámica y esto es mérito del vestuario, junto con los técnicos, el secretario técnico y también se ha sumado la contribución del vicepresidente deportivo”. La distribución de culpas al final de lo que sería una nueva temporada en blanco no coincidió con el reparto de flores de tan efímero periodo. En la victoria entraban todos: directivos y secretario técnico. En la hora del fracaso no se acordó ni de sus directivos ni de Txiki. Las culpas recayeron directamente en Ronaldinho, Deco y en menor medida Eto´o.  En esa época, cuando decía que “el equipo cuenta con recursos suficientes para luchar por las tres competiciones, poco podía imaginar que esa liga acabaría mucho peor que la anterior. Cero títulos, a 18 puntos del Madrid y a 10 del Villarreal. El mismo equipo que arrolló en Europa ya no servía ni para ser subcampeón en España.

De socio de un modesto bufete a gran empresario

Trascendió por esa época en los medios que el despacho de abogados Laporta & Arbós, del que Laporta era socio, facturó en 2003 –año en el que accedió al sillón presidencial blaugrana- algo menos de 320.000 euros, arrojando un beneficio neto de 16.150,27 euros. Eso era antes de ser presidente. Cinco años después Laporta presumía de ser un gran empresario, aunque no admitía, claro, que la prosperidad de sus negocios tuviera algo que ver con sus mejores años en el Barça.



Ausente en la gala de Mundo Deportivo

El 25 enero de 2008 José Montilla, Jordi Hereu, Anna Pruna, Joan Antoni Samaranch, Artur Mas, Jaime Lissavetzky y Sandro Rosell, entre otros, acudían a la cita anual de la gala de Mundo Deportivo. Joan Laporta no se dejó ver, como ya sucediera en la edición anterior. Y eso que entre los galardonados estaban Pep Guardiola y  Bojan Krkic. Daniel Sánchez Llibre, el presidente del Espanyol, acudió personalmente sin delegar en sus directivos.Era la respuesta de Laporta a la línea critica seguida en los últimos meses por ese medio y su grupo. Ese era su concepto de la tolerancia y la aplicación de su catecismo democrático en la aceptación de la crítica.

 Nuevo despacho

Lluís Mascaró desvelaba en rigurosa exclusiva en Sport que “el Barça ha construido un despacho en el Camp Nou para poder realizar reuniones con invitados especiales sin tener que ir a las oficinas. Este despacho dispone de un sistema de apertura de última tecnología a través de huella  digital”. Mientras el club, como tal, estaba a punto de tocar fondo, mientras el primer equipo seguía sumido en la autocomplacencia y la autogestión, mientras las secciones se hundían en la miseria y la cantera vivía el peor momento de la historia, Laporta estaba preocupado por la construcción de un despacho para los “invitados especiales”, no fuera a ser que se llevaran una mala impresión de él. Lástima que la alta tecnología pensada para las visitas no se empleara para impedir el robo del ordenador del presidente de su propio despacho.

 

Buenafuente, rebotado

El 7 de febrero de 2008 Andreu Buenafuente colgaba en su web: "Ya no volveremos a invitar a Joan Laporta" a su programa BNF de La Sexta. Buenafuente llevaba dos años intentando conseguir la presencia del presidente del Barça en su espacio, incluso con cartas que no obtenían respuesta –algo habitual en el laportismo-. Decía Buenafuente en su comunicado: "Ya no volveremos a invitar a Joan Laporta. El equipo de BFN, lleva más de dos años intentándolo y, a estas alturas, nos hemos dado cuenta de que no quiere venir. Bueno. Pues que no venga. Pero, llegados a este punto, el tema bien merece una pequeña explicación. Nunca hemos tenido nada en contra del presidente del Barça. Mucho menos de la institución. Recuerdo que cuando empezamos a emitir desde Barcelona, albergaba la ilusión de que el club nos echara un capote (por lo del factor local) y nos ayudara un poco en aquellos complicados meses del despegue a nivel nacional. Nada. No hubo reacción. Los jugadores que han venido, siempre lo han hecho a título personal y la verdad es que siempre les estaré agradecido. El club, nada. Ni un movimiento. Todo excusas y demoras, con los argumentos de las agendas. (Laporta debe tener una agenda más llena que el presidente de la ONU). Hace unos dos meses, le escribí una carta personal en la que le mostraba mi desconcierto y le invitaba a venir a BFN para disipar cualquier duda. Nada. Ni una respuesta. Ahí es cuando la ignorancia se convierte en ofensa. Todavía, a día de hoy, no sé que ha podido pasar, aunque confieso que ya no me importa. Creo que el club está por encima de sus dirigentes. Es una pena, pero es así. Hay personas que ven enemigos por todas partes. Yo solo veo amigos. Y a Laporta, no lo veo. Ni lo veré. Este es el desencuentro más tonto y gratuito de la historia de la televisión". Haciendo amigos. Teniendo en cuenta el carácter rencoroso de Laporta y su facilidad para caer en el resentimiento, si Buenafuente reflexionara sobre los gags de su programa, seguramente encontraría alguno que no le hizo ninguna gracia al presidente y que aún no se lo había perdonado. Un año después, cuando podía sacar pecho por el Barça de Guardiola, acabaría aceptando la invitación. ¿Por qué? Viendo la entrevista-masaje a la que le sometió Buenafuente fue fácil entenderlo.

 Casi llega a las manos en La Romareda

El 26 de febrero de 2008 la web de Marca daba cuenta de un incidente protagonizado por el presidente del Barcelona en el palco de La Romareda. Fue increpado por un invitado VIP y acto seguido “se fue a por él y terceras personas tuvieron que mediar para que el incidente no pasara a mayores”. Nada novedoso por otra parte.

Otra mentira

Preguntado el 27 de febrero de 2008 sobre las posibles conversaciones de representantes del club con Jose Mourinho para estudiar su posible retorno al club, Laporta negó tal extremo. Una nueva mentira. Txiki e Ingla se desplazaron hasta Lisboa para contactar con Mourinho porque el propio técnico se lo exigió así. Es más, incluso Ingla quedó prendado del conocimiento milimétrico que el entrenador portugués tenía de la actualidad blaugrana. ¿A qué venía esa nueva mentira? ¿Quizá Laporta se había olvidado ya del uso de la verdad para dirigirse a los socios?

 No despierta interés en la tele 

En febrero de 2008 Joan Laporta fue el protagonista, en “59 segons”, de un espacio monográfico de glorificación a su figura en La 2 de TVE en el que confesó que no tenía previsto entrar “en este momento” en política. Sobre Rosell y su salida traumática del club dijo: “El recuerdo es triste porque habíamos puesto en marcha un grupo y hubo cuatro de este grupo que dejaron la directiva de una forma inadecuada y en un ejercicio de falta de madurez y responsabilidad. Y lo que me sabe mal es que haya ese resentimiento de estos ex compañeros”. Lamentablemente no fueron cuatro sino muchos más los directivos que acabarían abandonándole. ¿Todos por inmadurez y falta de responsabilidad? Tenía gracia que hablara de resentimientos quien más se dejó llevar en sus actos por el rencor.

Lluís Mascaró resumió así el programa: “Insistió en que Rijkaard seguirá en el Barça hasta que el técnico quiera. Volvió a reconocer que Cruyff es su amigo y consejero y repitió por enésima vez que Ronaldinho no está en venta”. Las verdades de Laporta. Laporta en estado puro.

La presencia del presidente en el programa no suscitó la expectación prevista. La entrevista fue seguida por 103.000 espectadores, con un 3,4% de cuota de pantalla. La semana anterior Joan Ridao congregó a 135.000 espectadores, con una cuota del 4,5%. Hasta Dolors Nadal, cabeza de lista del PP en Catalunya, mejoró las cifras de Laporta (121.000 espectadores y un 4,2 de cuota).  

 Veta a 4 periodistas

Según el diario Avui Laporta habría vetado la participación de cuatro periodistas en el citado programa “59 segons”. Son sus condiciones: si me quieres en el programa, acepta mis exigencias. Sostenía Avui: "no pasaron la prueba del sedazo blaugrana Abril (Pitu), Bañeres, Carol i Vidal Folch". Finalmente los entrevistadores fueron Vicent Sanchís (poco después colocado en la dirección de Barça TV), Pilar Rahola, Santi Nolla, Joan Vehils, Magda Oranich (poco después nombrada Sindica del Soci y luego directiva) i Josep Maria Ureta. “Por el tono y por las preguntas, Jan jugaba en casa. De hecho, acabaron hablando más de él que no del Barça ". Un reflejo más del estilo Laporta. ¿Qué credibilidad podía tener ante el socio alguien que embaucaba desde la trastienda para deformar la realidad o adaptarla a sus necesidades?

Mañana, capítulo 34

Preparando la sucesión / El cierre del Camp Nou /
El socio no decide nada / Ignoran a los dueños del club / “Nos toman por tontos” / La web no informa / Para Laporta no hay pañoladas  / Otro feo al baloncesto /  Buen rollo con Kuwait

 

VER CAPÍTULOS ANTERIORES

 


 



Deja tu Comentario