2011-10-08 13:10 FC Barcelona Por: Administrador

La cara oculta de Laporta. Capítulo 61



De paseo con una “grande” de España
Y mientras se convertía en el mesías del independentismo catalán trabajando por librar a Catalunya de la opresión española, la revista Hola le pescaba de paseo con su novia, Sana Khouja, en el yate de Eugenia Martínez de Irujo, hija de la duquesa de Alba, “grande” de España por sus títulos nobiliarios. Asidua del palco del Camp Nou, la hija de la duquesa de Alba paseó a Laporta por las costas de Formentera. La independencia de Catalunya no estaba reñida con la "grandeza" de España.

Uzbekistan: explotación infntilm prostitución, tráfico de menores...
El presidente disfrutaba de sus últimos meses de mandato codeándose con lo más florido de la sociedad civil española y españolista mientras UNICEF, ese invento de Evarist Murtra del que siempre presumió Laporta, le marcaba un gol en propia puerta denunciando a sus amigos de Uzbekistán por la explotación infantil, prostitución y tráfico de menores que allí se practica. Human Rights Watch, por otra parte, acusaba al país de los amigos de Laporta de detenciones impunes, arrestos a periodistas, torturas, maltratos y abusos sistematicos.



El Barça es Cruyff, Catalunya y UNICEF
Esa es la definición que Joan Laporta hizo del FC Barcelona en RAC1. O lo que es lo mismo, la figura de Johan Cruyff está por delante de Catalunya en el Barça según la apreciación sectaria de su ex presidente. Es normal que El Maestro no sintonice con Sandro Rosell, que ni considera que Cruyff sea el Barça ni cree que deba ser presidente de honor ni está dispuesto a soltarle el dinero de los socios del Barça para atender sus asuntos relacionados con su Fundación.

Catalunya Oberta manda en el Barça
En los últimos meses del laportismo en el club se vivió un distanciamiento evidente entre el presidente y su directiva. Laporta hasta perdió el apoyo de su fiel Perrín, que acabó yéndose con Ferrer y desprenciando las opciones continuistas propuestas por el presidente. En esos meses se registró la intervención directa de la Fundación Catalunya Oberta en la vida del club. Miembros destacados de dicha fundación eran Lluís Prenafeta y Macià Alavedra, detenidos en la Operación Pretoria. Tres de sus miembros, Xavier Sala i Martín, Joan Oliver y Vicent Sanchís asumieron el mando ejecutivo y marcaron la línea ideológica por la que se debía mover el club en los últimos coletazos del laportismo. Contaron también con la inestimable colaboración de Salvador Sostres, otro miembro adherido a la Fundació y muy útil cuando se trataba de soltar algúna barbaridad que nadie se atrevía a asumir. A Sostres le pagaba Laporta con dinero del club por sus colaboraciones en Barça TV. Nada novedoso.

Laporta y la Operación Pretoria
El presidente del Barça aparecía en el sumario de la Operación Pretoria a través de la transcripción de una conversación telefónica mantenida por el ex alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, con Luís García que ofrece indicios de posibles conexiones entre ambos. En el diálogo Bartomeu llama “hijo de puta” al presidente blaugrana porque “no quiere hacer edificios en el campo de la Gramanet. Dice que el convenio es un mierda y los de Santa Coloma son una hijos de puta”. Bartomeu lamentaba que “Laporta no me contesta al teléfono”. Por lo visto, según palabras de Muñoz en la conversación, Laporta había hecho planes inmobiliarios para Santa Coloma: “Ha tenido una idea, que es cargarse el campo de fútbol (de la Gramenet) y construir allí El Corte Inglés”. “No hay manera de que se me ponga al teléfono. Al final tendré que llevarle a los tribunales”. Laporta se había comprometido, no se sabe en base a qué, a que el FC Barceona pagaría 300.000 euros anuales a la Gramenet durante tres años. Laporta nunca aclaró cuál era con exactitud su relación con Bartomeu Muñoz y Luis García.

El despilfarro de París
Con motivo de la Final Four de París brillantemente conquistada por el equipo blaugrana de baloncesto, Joan Laporta se reservó 25 localidades exclusivas de primera fila a 1.800 euros el asiento. Total, 45.000 euros para que Joan Oliver, Sala i Martín o Jaume Ferrer pudieran disfrutar de buena visibilidad. Es cierto que Laporta fletó un avión privado para trasladar hasta allí a Piqué, Xavi, Bojan o Iniesta, pero las 25 plazas reservadas no eran en exclusiva para ellos. Los jugadores simplemente hicieron de pantalla.

El crédito sindicado y cuentas sin avalar
Al tomar posesión de sus cargos la nueva directiva se encontró con un crédito sindicado sin firmar por valor de 150 millones de euros. Habia sido solicitado por Laporta para hacer frente a los compromisos inmediatos de la entidad. Por ejemplo, pagar las nóminas de los empleados correspondientes al mes de julio. “Nos hemos encontrado con una situación de fuertes tensiones de tesorería. Como ya intuíamos, el club está endeudado y con la necesidad de generar urgentemente cash flow, es decir dinero. Hemos de encontrar recursos para financiar los pagos de este mismo mes”, dijo Rosell a poco de aterrizar en el club. Tan mal estaban las cosas que el presidente se vio obligado a vender a Chygrynskyi, por 15 millones, y en contra de la voluntad del entrenador, para atender pagos urgentes.
Por otra parte, la directiva entrante se llevó la desagradable sorpresa de que las cuentas presentadas por Sala i Martín en las que se cuantificaba un superavit de 11 millones no estaban avaladas por ninguna empresa auditora.



MAÑANA, PRÓXIMO CAPÍTULO

Albertini: 5 partidos y un homenaje.

 

 

VER CAPÍTULOS ANTERIORES

 


Deja tu Comentario