2016-10-04 14:10 Real Madrid Por: Administrador

La Caverna catalana le tiene muchas ganas a Zidane



Carlos Muñiz El diario Sport, con su línea editorial, muestra día a día el grado de acomplejamiento que vive el barcelonismo ante el Real Madrid, especialmente después de La Undécima. Como abanderado de la doctrina culé y liderando el antimadridismo desde Cataluña, el diario Sport mantiene una fijación obsesiva con Zinedine Zidane, seguramente porque fue capaz de ganar la Champions League en unos meses mientras que Guardiola necesitó de tres años para conquistarla. Quizá por eso, porque ven que Zidane puede ser el Guardiola del Real Madrid -ya le está superando-, se han puesto nerviosos, han abierto el fuego contra él y mantienen una tensa campaña de críticas buscándole el lado negativo a cualquier cosa que pueda generarse en el Real Madrid.

¿El madridismo señala a Zidane?

Lo de hoy es sólo una anécdota más. Sostiene Sport en el titular que "el madridismo señala a Zidane", sin aclarar quién es "el madridismo" ni identificar a los que señalan a Zidane. Seguramente porque el único que lo señala sea el propio diario Sport y su obsesión enfermiza contra él. Y explican lo siguiente: "Zidane ha perdido de golpe y porrazo el halo mágico de infalibilidad que lucía entre la afición madridista tras su desembarco en el banquillo del Santiago Bernabéu el pasado mes de enero y, sobre todo, después de que su equipo conquistase la Liga de Campeones. Los cuatro últimos tropiezos han puesto en entredicho su capacidad para liderar el proyecto madridista y eso le obligará a tomar cartas en el asunto de forma inmediata". Incapacidad de liderar el proyecto madridista. Parece claro que La Undécima ha hecho mucho daño en los medios de la Caverna catalana. Y ya apuestan por un cese inmediato. Es más un deseo que una realidad, pero ellos apuntan y disparan por sin acaso: "El técnico francés es consciente de cuál es su situación y que su primera aventura en la élite de los banquillos puede acabar en antes de lo previsto si no logra hacer reaccionar a sus jugadores. Zidane también tiene previsto apostar por la mano dura con sus jugadores y recurrir al banquillo para castigar a aquellos jugadores que no respondan dentro del campo". Nada haría más feliz a la Caverna catalana que a Zidane se le fuera el tema de las manos. Pero es más un deseo que una realidad, aunque en la zona de influencia culé vivan más de sueños que de realidades. Y mientras hablan de Zidane y el Real Madrid tienen al personal distraído y no se ocupan del desastre del Barça en Balaidos. que de eso se trata.

Deja tu Comentario