2012-06-07 14:06 FC Barcelona Por: Administrador

La Caverna merengue la toma con Xavi



"Nosotros fuimos respetuosos en la derrota y siento que el Madrid no. Nosotros les hemos felicitado cuando han ganado, esto es deporte al fin y al cabo". Estas declaraciones efectuadas por Xavi Hernández ante los micrófonos de Canal Plus han soliviantado los ánimos de la caverna madridista más radical. Y añadía en El País: "Hay muchos periodistas que si no dicen tonterías no tendrían trabajo". Y sobre los árbitros ha añadido: "No pensé nunca que fuera premeditado, pero nos estaban perjudicando las decisiones arbitrales de una manera evidente. No pasa nada. Luego nos favorecieron cuando todo estaba decidido. Yo no quiero que me ayuden, me bastaría con que no me perjudiquen".

La respuesta ha sido contundente. "Xavi lleva mal ambiente a la selección", puede leerse hoy en Periodistadigital.com, muy en la línea con lo que en las últimas horas se comenta en los foros mediáticos más cavernarios y radicales del Real Madrid. Se criminaliza a Xavi por denunciar a quien no sabe perder. No se criminaliza a quien encaja la derrota yéndose del campo para no asistir a la entrega del trofeo en juego, no se criminaliza a quien responde a la derrota de forma cobarde y salvaje metiendo el dedo en el ojo al contrario, no se criminaliza a quien contesta a un 5-0 repartiendo puñetazos a sus compañeros de selección, no se criminaliza a quien busca la victoria enfilando el camino del patadón, el pisotón y el puñetazo.

Tan cierta es la denuncia de Xavi Hernández como que Casillas meses atrás se vio obligado a concertar una reunión con los capitanes del Barça para pedirles perdón por el comportamiento antideportivo del Real Madrid, lo que le valió una sonora bronca de su entrenador, poco acostumbrado a estas muestras de fair play. Xavi ni ha dicho que los árbitros roben "robar, sólo robar", ni ha ensuciado el historial del Real Madrid poniendo en duda la legalidad de sus títulos. Simplemente ha dicho que el Barça ha encajado con buena cara su derrota en la Liga, como ya hiciera el pasado año en la Copa, esperando en el césped a que fuera entregado el trofeo.



Las verdades ofenden y Xavi ha pronunciado muchas. El problema para la selección no es que alguien denuncie algo tan evidente como que el Madrid de Mourinho no es un ejemplo de deportividad ni en la derrota ni en las escasas victorias que ha cosechado. El problema real es que quien se comporta de manera antideportiva luego pretenda que sus víctimas olviden y hagan ver como que aquí no ha pasado nada. Si Xavi lleva mal ambiente a la selección por denunciar lo que pasa, ¿qué lleva Sergio Ramos cuando después de una entrada criminal a Messi es expulsado y se va del campo repartiendo mamporros a Xavi y Puyol, compañeros suyos de selección?¿Qué lleva Xavi Alonso cuando apunta "casualmente" a los tobillos de sus compañeros de selección? ¿Qué lleva Arbeloa cuando pisa con saña a Villa para rematarle cuando éste está en el suelo?

La autocrítica está reñida con el entorno mediático que defiende y justifica de manera talibán los malos modos que se han impuesto en el Real Madrid de Mourinho. Y ahora le toca recibir a Xavi. Igual es porque no da patadas, no pisa, no reparte puñetazos ni mete el dedo en el ojo. En el nuevo concepto de la deportividad instalado en el Madrid, esos "defectos" parece que no están bien vistos.

 




Deja tu Comentario