2014-07-02 23:07 FC Barcelona Por: Administrador

La caverna rabia por el fichaje de Luis Suárez



Joan Tubau

Tomás Roncero es el abanderado de la cruzada anti Suárez. Hasta hace unos días era partidario de su fichaje por el Real Madrid. Ahora es una vergüenza que el Barça le fiche. Algo parecido a lo que sucedió con este periodista y Neymar. Cuando estaba a un paso del Real Madrid era un fenómeno. Cuando se comprometió con el Barça pasó a ser un paquete. De cualquier forma, a Tomás Roncero se le ha escapado en El Chiringuito de Josep Pedrerol el reconocimiento de su frustración: "Si Luis Suárez fuera madridista, se lo perdonaría", dijo en el programa de La Sexta. Es decir, el pecado de Luis Suárez es no haber fichado por el Madrid. De haber sido así, no habría mordisco que pudiera dañar su imagen, como ha sucedido con el dedo de Mourinho, los pisotones de Pepe y Juanito o los cabezazos de Zidane, todas ellas acciones antideportivas muy graves que son "perdonables" si los autores visten de blanco.



Anoche en El Chiringuito pudo oirse a Roncero exigiendo que "Luis Suárez debe dar la cara en una rueda de prensa", sin explicar por qué. ¿Dio alguna rueda de prensa Pepe por su fechorías? El programa se preguntaba si era sincero Luis Suárez con sus disculpas. ¿Y por qué no iba a serlo? Y Roncero insistía en que "yo no ficharía a Luis Suárez. Me aterró lo que vi". Le aterró más que el dedo en el ojo de Mourinho, la carnicería de Pepe con Casquero, el pisotón de Juanito a Mathaus o la agresión salvaje de Zidane a Matterazzi en una final de Mundial.  Y añadía: "verás cómo ya no se meten con Pepe, estarán calladitos". ¿Qué tendrá que ver una cosa con otra? A día de hoy, y a diferencia de Pepe, Luis Suárez no ha cometido ninguna fechoría vestido de blaugrana.Y concluye: "Suárez se queda sin dignidad por firmar con el Barça". Queda claro que este fichaje pica, y mucho, en la capital. Hacen números, empiezan a sumar los goles de Messi y de Suárez y se asustan.

Afortunadamente, alguien puso algo de sentido común en el programa. Fue Iñaki Cano: "En el Chiringuito se criticó la acción de Pepe con Casquero, pero se le siguió defendiendo". Es la diferencia en ese programa entre una fechoría cometida por un jugador del Real Madrid y algo parecido protagonizado por un jugador de otro equipo. Tienen la piel muy fina y sólo se asustan con el rival. En casa todo vale. Incluso con agresiones se defiende el señorío del Madrid.

Por eso se sorprenden de que en Barcelona hayan producido estupor las declaraciones de Mourinho censurando el juego sucio de Suárez. Él, que predicó la antideportividad con el ejemplo y que alentó y aplaudió las entradas salvajes de sus jugadores cuando tenían al Barça delante... Y Javi Balboa añadía: "Qué malo es el odio y el rencor". Efectivamente. Eso, el odio y el rencor, es lo que aportó Mourinho al fútbol español. Nadie le recordará ni por sus títulos ni por lo bien que jugaba el Madrid. La huella que deja es la de un dedo en el ojo, la de violencia física y verbal, la de desestabilizar a La Roja, aniquilar la cantera del Real Madrid y fomentar la violencia. Y odio y rencor. Mucho odio y rencor.



Y mientras tanto, los palmeros, aplaudiendo.


Deja tu Comentario