2016-12-18 18:12 Real Madrid Por: Administrador

La caverna ya presume de triplete de chiste



Fede Peris Van desbordados en la Caverna Mediática que oculta y tapa todo lo que no favorece al Real Madrid y exagera cualquier detalle que le suponga un beneficio. Ahora están con lo del triplete. Les han escocido tanto esos dos tripletes de Pep Guardiola y Luis Enrique con el Barcelona, un honor que jamás en su historia ha disfrutado el Real Madrid, que para neutralizar el efecto han decidido disparar sus salvas para igualar a Zidane con Guardiola y Luis Enrique. Si los del Barça lograron el triplete, Zidane, también... ¡Y todos contentos! Sucede que el triplete del que ahora mismo esta presumiendo la claca de gaiteros que enjabonan a Florentino Pérez y sus intereses día sí y día también, no puede ser comparable con los tripletes del Barça. Sencillamente porque no tienen el mismo valor. No se puede igualar un Mundialito de clubs con una Liga, ni una Supercopa de Europa con una Copa del Rey. Para Guardiola y Luis Enrique el Mundialito y las supercopas de Europa y España sirvieron para redondear sus cifras de éxitos. Sólo eso. Y Guardiola, sumando la propinilla de estos títulos menores, alcanzó el sextete y Luis Enrique el quinteto. Pero siempre a partir de los tres títulos más importantes: Liga, Copa y Champions League. En Madrid empiezan la casa por el tejado... por si acaso, y que les quiten lo bailado, deben pensar. Es tanta la prisa y la necesidad de festejar títulos que a dos competiciones de dos partidos le quieren dar la misma importancia que al torneo de la regularidad que decide el mejor después de 38 jornadas. Son así, lo que confirma que el Real Madrid es un club venido a menos. Antes celebraba ligas. Ahora, torneos de dos partidos (contra un mexicano y un japonés). De hecho ya ganó la Champions League sin enfrentarse a nadie. Sólo al Atlético en la final y necesitó de ayuda arbitral, como hoy, para conseguir su objetivo. Pero ahí están, celebrando la Supercopa y el Mundialito como si fueran la Liga y la Copa. ¡Cómo les gusta engañar! Cada vez está más claro que el soñado ciclo blanco no acaba de arrancar.

Deja tu Comentario