2016-06-13 15:06 FC Barcelona Por: Administrador

La celebración de Piqué: "¡Y ahora, silbad!"



Gerard Piqué celebró su gol a Chequia con la camiseta de la selección española con entusiasmo, pero con un toque de frialdad. En ese momento muchas cosas pasaron por la cabeza del central catalán. Por ejemplo, la campaña de prensa que viene sorportando desde hace dos años que se traduce en insultos y silbidos de la afición española (no barcelonista) cuando la selección española juega en territorio nacional. Piqué celebró el gol, consciente de la trascendencia que tenía para el grupo empezar la Eurocopa con una victoria, pero se acordó de más cosas, de ahí su rictus serio. Son ya demasiados meses escuchando insultos y silbidos y recibiendo incomprensión como respuesta a su entrega defendiendo los colores de la selección de España. Y le ha salido del corazón: "¡Y ahora, silbad!". Los mismos que le han puesto verde en los últimos tiempos habrán celebrado alborozados el gol de Piqué. Pero a él no se le olvida el calvario que ha pasado. Soportando que le acusaran de falta de compromiso, de separatista, de antiespañol... Mientras Sergio Ramos le abrazaba, Piqué miraba al infinito, como buscando una respuesta de los que se han propuesto hacerle la vida imposible llegando incluso a pedir su exclusión de la selección española. "¡Silbad ahora!" Piqué es el mismo. Ahora es el héroe de España porque ha salvado a La Roja con un cabezazo a centro medido de su compañero Iniesta. Pero es el mismo que hasta hace unas horas merecía la repulsa de un puñado de aficionados convenientemente aleccionados. Piqué no ha cambiado. Y el héroe de ahora es el mismo al que querían enviar a pudrirse a los infiernos los que entre otras cosas crearon el hashtag #PiquéEresUnAcomplejado. Y ahora, a vivir del "acomplejado".        

Deja tu Comentario