2012-12-04 15:12 Real Madrid Por: Administrador

La Champions siempre incita a lucirse (20:45h.)



No anda precisamente la grada del Bernabéu satisfecha con grandes exhibiciones esta temporada, por lo que se agradecería un partido con espectáculo y goles ante el campeón de Holanda, que de paso serviría para terminar la fase de grupos sabiendo que, dentro de lo malo que supone ser matemáticamente segundos de grupo, sólo se habría perdido un partido y se habrían ganado la mitad de los seis duros envites que le tocaron en suerte al equipo allá por el mes de septiembre.

Para el espectáculo y las estadísticas goleadoras, sobre todo, estarán Karim Benzema y Cristiano Ronaldo. El portugués volvió por sus fueros contra el Atlético y el Ajax puede ser una buena víctima para que siga cogiendo ánimos de cara al final del año y después de algunos partidos de dudas. Está empatado con Messi a cinco tantos en la Liga de Campeones y eso también le motivará. Todo cuenta para el Balón de Oro. Benzema, por su parte, mantiene un idilio amoroso con esta competición y querrá seguir por ese camino.



La débil defensa del Ajax, un equipo que intenta jugar al fútbol y que cae víctima de su planteamiento ante equipos mayores, demostró en el partido de ida que no hace falta demasiado esfuerzo para ser superada (acuérdense del gol de tijera de Benzema, uno de los mejores del torneo hasta la fecha). No obstante, el equipo holandés sí que se juega algo: Ir a la Europa League. Para ello tendrá que igualar o superar el resultado del City en Dortmund, por lo que no se descarta que salga al ataque. No sabemos cómo afectará eso a su línea de flotación. Las contras blancas pueden ser esta noche más letales que nunca.

Mourinho no arriesgará con sus jugadores fetiche. No están ni Casillas, ni Ramos ni Xabi y tampoco Arbeloa porque está sancionado. Varane y Carvalho podrían formar pareja de centrales ante la ausencia de Albiol por lesión y la posibilidad de que Pepe también descanse. Modric tendrá otra oportunidad de demostrar que puede hacer de maestro de ceremonias y Callejón de ganarse algo más que un papel de primer secundario. En el césped estarán Adán y Nacho y en el banco José Rodríguez, Cheryshev y Morata, que esperarán una oportunidad. 

No conviene bajarse de la cresta de la ola tras el derbi y menos bajo los ojos de toda Europa, sobre todo de cara a un respetable que necesita como el comer reconocer otra vez a su equipo del curso pasado y al que sólo ha visto por ráfagas en esta campaña. Será sólo entonces cuando las milongas sobre Mourinho, Florentino, la cantera, Toril y los plebiscitos empezarán a ser cosa del pasado y volverá a contar el presente.




Deja tu Comentario