2012-07-20 10:07 Real Madrid Por: Administrador

La chapucera pretemporada de Pep: 8 millones perdidos



Más dinero tirado a la basura, y ya es bastante si se suma todo el que se gastó el club en fichajes recomendados por el técnico. El ucraniano Chigrinsky costó 25 millones de euros; Hleb llegó procedente del Arsenal por algo más de 15. Ibra costó nada menos que 46 millones y por Afellay se pagaron unos 3 millones. Casi 90 'kilos' en total, una cantidad astronómica y más para una entidad ya de por sí no demasiado boyante en estos tiempos que corren.

El diario 'El Economista' desvela en una información que la pretemporada que va a llevar a cabo el Barça este verano fue planificada por Guardiola hace bastantes meses, a pesar de que el técnico de Sampedor tenía la certeza de que no continuaría en el equipo. Pep planeó la preparación de cara a la campaña 2012-2013 con una máxima: Sin giras. Esos viajes, generalmente a Estados Unidos o a países asiáticos que no suelen gustar demasiado a los entrenadores pero que suponen una de las principales fuentes de ingresos de los clubes y les ayudan a sostenerse en un mercado tan hostil como el futbolístico.



Pero en el Barça no estaban dispuestos a contradecir a Guardiola, ni mucho menos. Todo era poco con tal de evitar perder a su Tótem, algo que acabaría pasando de todas formas. La entidad culé había ingresado unos 14 millones de euros por la gira norteamericana que llevó a cabo el pasado verano, un viaje que no gustó a Pep, que inmediatamente se quejó y advirtió de problemas de preparación y de cansancio de sus hombres debido al desplazamiento (algo que, por otro lado, hacen todos los grandes clubes). El Barcelona atendió las quejas de su todavía preparador y tragó. La siguiente pretemporada no incluiría ninguna gira, lo cual será muy cómodo para el cuerpo técnico pero desastroso para las arcas del club.

Guardiola se marchó y en su lugar ha llegado Tito Vilanova, que pese a alguna modificación, como la "minigira" que se ha inventado para abaratar costes en los amistosos ante el Manchester United y el Dínamo de Bucarest en Suecia y Rumanía (muestra de lo realmente mal que está el club), no ha cambiado nada. El Barça no saldrá de Europa este verano, lo que reportará unos 6 millones de euros de ingresos, menos de la mitad de lo obtenido el año pasado. Una chapuza en toda regla que no ayuda nada a la entidad a salir del mal momento económico en que se encuentra.

Pero de eso ya no tiene que preocuparse Guardiola, que descansa en la distancia, disfrutando del que se presume un año sabático para él. Tito será el que se lleve los palos por su mala gestión, que por otro lado, podía haber modificado. Y es que el ex entrenador culé no era todo sabiduría.




Deja tu Comentario