2011-04-14 18:04 FC Barcelona Por: Administrador

La clave es evitar La Décima



Vamos a vivir un mes apasionante con cuatro clásicos, pero distintos en importancia. El Madrid, aunque ha mejorado, tengo claro que no está aún para ganarle estos cuatro partidos al Barça. Los de Guardiola creo que podrían salir victoriosos de los cuatro encuentros, y eso es lo que desean los aficionados culés, pero tampoco creo que sea necesario vaciarse en todos los choques para lograr al final los mejores objetivos. Sería bueno que el Barça, que además llega a estos partidos con bajas en defensa, supiera leer bien cada duelo.

De los cuatro Barça-Madrid que vienen, el más importante de todos, para mí, es la ida de las semifinales de Champions del del 27 de abril en el Bernabéu. Me explicaré. Creo que es clave ganar la Champions o por lo menos intentar que no la gane el Madrid y por eso, un buen resultado en la ida, con la vuelta en el Camp Nou, dejaría a los blaugrana con un pie en la final de Wembley. ¿Por qué es importante este objetivo por delante de los demás?  Si echamos la vista atrás, el Barça de Van Gaal en la temporada 97/98 logró, a cuatro jornadas para el final, el título de Liga a un Madrid que quedó cuarto a 11 puntos de los blaugrana. Once días después en Mestalla, y en la tanda de penalties, se llevaban la Copa del Rey ante el Mallorca. Un gran doblete que quedó ensombrecido el 20 de mayo cuando Mijatovic le daba la séptima Copa de Europa al Madrid al vencer en la final a la Juventus. Eso es lo que debe evitar el Barça pues, aunque se gane la Liga y la Copa, la caverna mediática amplificaría y mucho sus altavoces si el Madrid logra la décima y de paso empequeñecería el doblete del Barça.

Ganar otra vez el triplete sería la leche, pero se gane o no la Copa lo mejor es lograr la tercera Liga consecutiva y tratar de dejar al Madrid sin la décima. Los aficionados culés lo quieren todo, pero al final la ida de las semifinales es, para mí, el partido que marcará. El del sábado es importate, pero perder  en el clásico de Liga no sería un drama, ya que se saldría con 5 puntos de ventaja –el año pasado se salió con tres- y el título al final caería igualmente del lado del Barça. Por otro lado, perder la Copa con la que antes el Barça salvaba temporadas, sería dejar escapar un título menor si se gana Liga y Champions. Además, en la Liga de Campeones, el Barça tiene un reto pendiente que no es otro que tomarse la revancha, tras aquella eliminación a manos del Madrid de Zidane, y por lo que se refiere a los jugadores del Barça actual en su mente está tomarse la revancha del año pasado y dejar, ahora ellos, sin final a Mourinho. La afición debe estar tranquila y recordar el mensaje de Pep en la celebración de la última Liga: “Os debemos una, y estos no fallan”.

Manolo G. Crespo es redactor jefe de SPORT




Deja tu Comentario