2011-06-07 19:06 FC Barcelona Por: Administrador

La crisis de las secciones coge a Rosell en fuera de juego



Ronaldo, un futbolista que militó un año en el FC Barcelona, que renegó del Barça y que después de pasar por el Inter jugó en el Madrid, club al que ha declarado amor eterno desde su reconocida condición de madridista, es el causante del retraso de la solución a la crisis de las secciones. El presidente del FC Barcelona ha preferido acompañar al "madridista" en su despedida en Brasil antes que afrontar cara a cara con los responsables de las secciones esa decisión unilateral que ha tomado la directiva sin consultar con los afectados y ofrecerles la posibilidad de defender su postura.

Tuvo que ser el directivo Ramón Cierco -menudo papelón- el encargado de verse las caras ayer con los delegados de las secciones afectadas por el recorte presupuestario, geográfico o, directamente, existencial. Como era de esperar, el directivo emplazó a los presentes a una nueva reunión a la vuelta de Sandro Rosell de Brasil para finiquitar el tema en un sentido u otro. Los representantes de las secciones no profesionales, muchos de ellos participantes en las elecciones ayudando a Rosell a recoger firmas a su favor, recordaron a Cierco el compromiso electoral, impreso en su programa, de potenciar las secciones.



Los deportes afectados por la crisis recuerdan que el Barça es más que un club, en parte, porque es también una serie de modalidades deportivas defendiendo el mismo escudo. Y sostienen que Sandro Rosell y sus directivos ya conocían cuando entraron en el Barcelona la difícil situación económica por la que atravesaba y, aún así, prometieron unas secciones más potentes al tiempo que garantizaban la construcción de un nuevo Palau del que, un año después de acceder al club, no se tienen noticias. Los afectados esperan que, como ya ha sucedido en otras ocasiones, como por ejemplo cuando el portavoz Toni Freixa afirmó en rueda de prensa que La Masía se convertiría en un restaurante, la directiva reconsidere lo que parece ser un error y dé marcha atrás en su decisión.

Agustí Benedito, el candidato perdedor que acumuló mayor número de votos en las elecciones de hace un año, ha denunciado que de la misma manera que la directiva adopta decisiones, como la de la grada de animación, que suponen un coste económico para el club, debería tener más sensibilidad a la hora de liquidar de un plumazo las aspiraciones de una serie de secciones detrás de una decisión que apenas va a suponer un ahorro de 2 millones de euros, un 0,46% del presupuesto. O, lo que es lo mismo, lo que cobrará cada año el reciente fichaje de la sección de baloncesto, Chuck Eidson.

Se dan situaciones paradójicas, como la del hockey hierba, a quien se obliga a competir sólo en Catalunya, con lo que no podrá enfrentarse al resto de clubs catalanes que forman de manera mayoritaria la División de Honor de ese deporte.  O el equipo de hockey sobre hielo, que figura en Primera División junto al Jaca, Txuri Urdin, Majadahonda y Puigcerdà. La desapariciçon del Barça puede suponer incluso la desaparición de la categoría y el futuro de este deporte en España -no hay que olvidar que la pista de hielo blaugrana fue subvencionada en su día por el Estado-.



Llegados a este punto, cabe preguntarse qué habría sido del Barça si no llega a firmarse el estratosférico contrato con Qatar.


Deja tu Comentario