2014-01-21 22:01 Real Madrid Por: Administrador

LA CRÓNICA: Benzema es suficiente (0-1)



Carlos Muñiz

El Real Madrid salió con todo excepto Xabi Alonso para enfrentarse al Espanyol en la vuelta de Javier Aguirre a los banquillos tras su sanción de cuatro partidos. El conjunto blanco dominó un partido con dos partes muy diferentes y que decidió el francés Karim Benzema en el minuto 25 con un gran remate de cabeza.



Los hombres de Javier Aguirre salieron a no recibir tantos, con mucho respeto hacia el Real Madrid, quizás demasiado y por eso solo dispusieron de una acción de peligro en la primera mitad que fue cuando Sergio García consiguió entrar en el área con balón y tras hacer enloquecer a Sergio Ramos dar un gran pase a Pizzi para que este delante de Casillas no fuera capaz de anotar, de hecho, la mandó muy alta demostrando que ni se esperaba una acción así.

El Madrid en ese primer tiempo le costó entrar en juego, solo la pareja Benzema-Cristiano lo intentaba, estos dos siempre tienen la portería entre ceja y ceja. Cristiano en el minuto 20 avisó cuando mandó un balón al poste, era su segundo intento en lo que hasta el momento estaba siendo un aburrido encuentro. Después de ese palo Modric comenzó a dominar el partido y el conjunto de Ancelotti creció.

Los blancos subieron el ritmo e intentaban robar y salir lo más veloz posible a cada vez y en una de ellas Arbeloa pudo poner un centro desde la derecha para que rematara primero Ronaldo y aún con el balón en lo alto rematara también Benzema para hacer el 0-1. Gol que abrió el marcador y cerró el partido.



Bale antes del descanso pudo ampliar la victoria con una falta endiablada pero Casilla se lució. El portero espanyolista demostró estar en un gran momento, al igual que su homónimo en el Real Madrid. Casillas superó su récord de minutos imbatido en este partido y dejó en la segunda mitad una de sus paradas antológicas. Corría el minuto 83 todavía con 0-1 en el marcador y John Córdoba se iba como un obús solo ante Casillas, el guardameta rememoró la final del Mundial y como si se tratara de Robben le birló el gol al delantero espanyolista y la única ocasión que tuvieron los pericos en los últimos 45 minutos.

Y es que la segunda mitad, pese a que el Espanyol ya salió con menos respeto hacia el Madrid, volvió a ser cosa blanca. El Madrid propuso jugar rápido y el partido se convirtió en algo parecido a un encuentro de Premier League con transiciones continuas. Sin embargo, se vieron pocos chutes. Benzema en un 2x1 con Cristiano de acompañante quiso marcar el doblete y se estrelló contra Casillas, luego Cristiano lo intentó al igual que Bale pero el marcador ya no se movería. Benzema había sido suficiente. 


Deja tu Comentario