2016-01-18 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

La curiosa metamorfosis de Josep Pedrerol con James Rodríguez



Hasta hace bien poco la torpeza de Rafa Benítez impedía al madridismo disfrutar con James Rodríguez. Se trata de uno de los fichajes realizados por el Real Madrid por expreso deseo del presidente Florentino Pérez, objeto de admiración hasta el babeo por parte de Josep Pedrerol, el periodista que presenta los programas Jugones y El Chiringuito.  Mientras Benítez era el entrenador del Real Madrid, era un pecado que James Rodríguez no fuese titular. Incluso Pedrerol desliza en sus programas que con James estamos ante un futuro ganador del Balón de Oro. Tanto es el aprecio que le tiene al jugador Florentino Pérez y, por extensión, el más útil de sus voceros.
Pero una vez cesado Benítez, los amores del presidente madridista se reparten entre Zidane y James. Y parece que le tiene más estima al francés que al colombiano, lo que ha obligado a Pedrerol, como tantas y tantas veces, a cambiar su discurso. Ahora va de defender a capa y espada, contra viento y marea, a Zinedine Zidane, cuyos méritos hasta ahora han sido dos buenas primeras partes ante dos candidatos al descenso y los abrazos de los jugadores del Real Madrid, que ahora son recibidos en esa casa como si se tratara de títulos.
Ahora si James no juega ya no es por culpa del inepto del entrenador. Eso sería un sacrilegio en los tiempos que corren. Ahora sí, ahora la culpa es del jugador. Antes el entrenador le ninguneaba. Ahora no, claro que no. Antes James tenía que jugar aunque no se lo ganara en los entrenamientos porque los "jugones" debe jugar siempre. Ahora ya no.
Así lo ha expresado hoy en su editorial de Jugones para alborozo del presidente Pérez: "James no puede caer en la trampa. No puede caer en la trampa de pensar que ya lo ha conseguido todo. Pensar que tiene garantizada la titularidad. En absoluto. James tiene que levantarse. Tiene que reaccionar.  Es uno de los mejores jugadores del mundo. Uno de los futbolistas que más ilusiona al madridismo. Pero James está hundido anímicamente y físicamente mal. La pregunta es: ¿Por qué se ha llegado a esta situación? ¿Por qué James no es el que era? Algo es cierto. Benítez le ninguneó. Nunca le cuidó. A James hay que hacerle ver que el fútbol no te regala nada. Que te lo tienes que currar. Que tienes que ganarte el puesto. Y eso se consigue día a día.  Entrenamiento a entrenamiento. Y partido a partido. La calidad no te garantiza el éxito. No. Muchos se han perdido por el camino. James está despistado. Y nadie le ha mirado a los ojos y le ha dicho basta. Pero, ha llegado Zidane. Y se ha marcado un reto: Recuperar a James. El colombiano debe escuchar a Zidane. A su ídolo Zidane.  No te pierdas, James. Tus compañeros te apoyan. La afición te quiere. No acabes como Di María. Triunfar depende de ti".
Estremecedor. ¡Qué cariño! ¡Qué manera más pulcra de denunciar la actitud de un jugador que pasa de su entrenador! Siro López, ex colaborador de Josep Pedrerol, lo ve de otra manera: "Estoy convencido de que James ya no está tan encantado con Zidane porque ha decidido que juegue Isco. Quizás alguna razón tenía Benítez cuando decía que no estaba para 90 minutos". Es posible que alguna razón tuviera Benítez, pero entonces el guión de Josep Pedrerol decía otra cosa.

Deja tu Comentario