2016-01-29 21:01 Real Madrid Por: Administrador

La decisión de Neymar: Al Real Madrid, nunca



Madrid-Barcelona ha tenido acceso a una información confidencial del entorno de Neymar según la cual la estrella brasileña habría tomado una decisión acerca de su futuro: Quiere seguir en el Barça. Y si no puede ser, elegiría al Manchester City. Lo que ya es seguro es que nunca aceptaría jugar en el Real Madrid.

Messi no es el problema

A Neymar le interesa que desde Madrid sigan especulando con su futuro como jugador madridista. Es una de las bazas con las que juega para conseguir el aumento en las cifras de su contrato que considera justo. Contrariamente a lo que pueda pensarse, Leo Messi no le molesta a su lado y estaría encantado en seguir compartiendo equipo con él, porque eso es una garantía de títulos y gloria. Es su amigo y disfruta teniendo como compañero al único futbolista del  que puede aprender. Ese no es el problema. Tampoco la ciudad, en la que es feliz, ni los compañeros, ni la afición, ni el entorno del club. El Barça y Barcelona llenan por completo a Neymar. Sólo necesita un esfuerzo por parte del presidente Bartomeu que reconozca su valía y le sitúa económicamente a la altura de lo que otros clubs están dispuestos a pagarle.

30 millones al año

Las pretensiones de Neymar rondan los 30 millones anuales brutos, prácticamente el doble de lo que percibe ahora. Sabe lo que para el club supone mantenerle junto a Messi, pero no ignora lo que para el Barça significa también disfrutar de ambos en el mismo equipo. Neymar espera el gesto de Bartomeu y está dispuesto a algún sacrificio para seguir en el Barça, pero exige un tratamiento económico muy superior al que tiene ahora. Y mientras espera la respuesta del club, su padre sigue mareando la perdiz con el Real Madrid y con cualquiera que se le acerque. Pero Neymar ha decidido. Nunca jugará en el Real Madrid, no quiere ser un nuevo caso Figo. Se ha informado sobre lo que sucedió con el portugués, que de la noche a la mañana pasó de ser el ídolo de la afición a personaje non grato. Y él nunca se iría del Barcelona y de Barcelona cerrándose las puertas. Si finalmente tuviera que hacer las maletas, quiere hacerlo con la cabeza alta, conservando a sus amigos y pudiendo volver a su casa cuando quisiera. Por eso ha tomado la determinación de que en su futuro sólo hay dos caminos: el que le permite continuar en el Barça, en donde es plenamente feliz, o el Manchester City, junto a Pep Guardiola, que ya ha iniciado los contactos con su padre aceptando pagar la clásusula de 190 millones y ofreciéndole esos 30 millones anuales que Bartomeu se resiste a darle.

No al Real Madrid

En Madrid seguirán especulando con un Neymar blanco, pero eso ya no será posible porque el Real Madrid ya no es la única alternativa al FC Barcelona que tiene ante sí. Dos años y medio en el Camp Nou dan para mucho. También para integrarse completamente en la filosofía del club y entender lo que significa que un jugador del Barça se vaya al Real Madrid atraído por el olor de la chequera de su presidente. Y como puede elegir, ha optado por el City como alternativa al FC Barcelona sabiendo que Bartomeu hará todo lo posible e imposible por retenerle. En caso de que el acuerdo con el Barça sea inviable -la situación económica del club es dramática- no hará falta que Bartomeu le pida que no vaya al Real Madrid. Eso ya lo tiene decidido: Al Real Madrid, nunca. Neymar nunca será un traidor.

Deja tu Comentario