2012-08-02 12:08 Real Madrid Por: Administrador

La desgarradora confesión de Cicinho



"Me dejé llevar por el éxito y por la fama. Dejé que el dinero se me subiera a la cabeza y me creía capaz de cualquier cosa", admite el jugador hoy del Sport Recife de su país. Cicinho nunca llegó a ser ese lateral que muchos esperaban por sus adicciones, que le lastraron en sus distintas etapas como jugador, sobre todo en el Madrid.

Cicinho confesó que todo comenzó muy pronto, cuando firmó su primer gran contrato con el Atlético Mineiro: "Ganaba 800 reales y fiché por el Atlético Mineiro cobrando 7.800. Pensaba que era rico. Mandaba unos 1.000 reales a mis padres y el resto me los gastaba en fiestas".



Algo que se recrudeció en la Capital de España. "Cuando me subí al avión hacia Madrid quería ser el dueño de todo. Me lo bebía todo en los bares. Llegaba a un bar y le pedía al camarero que lo abriera todo porque me lo iba a beber". Cicinho se encuentra hoy día en tratamiento de desintoxicación y parece que sus adicciones van remitiendo. Una pena, puesto que siempre se trató de un futbolista con mucha proyección.


Deja tu Comentario